18 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se complican los cien días

20 de noviembre de 2010

Más allá de las buenas intenciones y la retórica, los cien días están sacando a la luz los obstáculos que aparecen.

En las buenas relaciones con los vecinos es donde se ha dado el avance más visible y significativo; sin embargo con el Ecuador no ha podido superarse la condición o exigencia del presidente Correa de saber primero la verdad sobre el bombardeo a su territorio, pues lo que no acepta es que le nieguen que sí hubo intervención o asesoría de otros países, de los Estados Unidos o por lo menos de ellos a través de la sugerencias de Israel como especialista en esta clase acciones. Y si la demanda ante la
Corte Interamericana de Derechos Humanos no interfiere las relaciones bilaterales, es porque ahí no se juzga sobre problemas entre naciones sino sobre violaciones en el campo humanitario. Y con Venezuela apareció la encrucijada de escoger entre distanciarnos de nuevo de Chávez extraditando a Makled a Estados Unidos, o darle gusto y molestar a los americanos si cumplimos con entregarlo a las autoridades venezolanas.

Con la Corte Suprema las relaciones formales han superado la distancia creada por el Dr. Uribe; y, según parece, de común acuerdo se intenta levantar el impasse de la escogencia del Fiscal General de la Nación. Pero, por el hecho de faltar la elección de casi un tercio de los magistrados, hoy se requiere prácticamente unanimidad, lo que hace que pueda no ser tan claro o tan inmediato el resultado. En caso de cualquier veto –que puede ser bajo la forma de una ausencia o un voto en contra- tocaría dar prelación a la elección de los magistrados que están pendientes.

Y no mejor suerte están corriendo las leyes. Las más importantes como la Ley de Víctimas y la Ley de Tierras han sufrido lo que llaman el saboteo del sector o Partido Uribista que no admite la responsabilidad de agentes del Estado; lo mismo sucede con los conservadores y la Ley Anticorrupción. Además la Ley de Regalías, por su prioridad como proyecto de Acto Legislativo –es decir, de reforma a la Constitución-, demora aquellas, y tiene a su turno el escollo de la oposición por parte de las regiones afectadas negativamente.

A lo anterior se adiciona el obstáculo del trámite de los impedimentos que afectan a varios de los miembros del Congreso. En conclusión las propuestas legislativas van en cámara lenta y la expectativa –más negativa que positiva- es que se aprueben en último momento a pupitrazo limpio.

Por otro lado no solo los índices de violencia generalizada se mantienen y se agravan, sino que la guerrilla parece tomar un nuevo aire y, aún si es con acciones sin sentido y desesperadas, está volviendo a hacer presencia en varias regiones del país. Y otro tanto se puede decir de las famosas Bacrin como resurrección de bandas de antiguos paramilitares.

Y duro también el panorama económico con una revaluación que no cede y una situación laboral que, aunque se quiera presentar positiva con una disminución del 0.5% del desempleo, en realidad lo que muestra es un terrible deterioro, con un
aumento del 4.5% del subempleo. El Heraldo.