16 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los Flippers: la banda de Rock más longeva de Hispanoamérica

7 de noviembre de 2010
7 de noviembre de 2010

Aquella noche, en las nuevas instalaciones de la Gioconda, esquina de la calle 63 con 13, en pleno Chapinero de Bogotá, irrumpieron en el escenario cuatro adolescentes que irradiaban, vitalidad y juventud; Arturo Astudillo, guitarra líder; Orlando Betancourt, segunda guitarra y voz; Omar Rodríguez, batería y Carlos Martínez, bajo. Estos cuatro Flippers todos están vivos y rodando por el mundo. Orlando y Omar residenciados en EE.UU. Arturo y Carlos en Colombia.

Los Flippers es la única agrupación nacional de las pioneras del Rock que aún se puede reunir con sus integrantes originales. Las otras tres han perdido varios de sus fundadores. Dangers: Edgard Ávila. Speakers: Luis Dueñas, Edgard Dueñas y Humberto Monroy. Ampex: Jaime Rodríguez. El alma de Los Flippers es Arturo Astudillo y el nervio, Carlos Martínez, quien reconoce el talento y la vocación de su amigo, compañero y maestro Arturo, quien fue descubierto para el rock, por Orlando Barriga, pionero a quien a la fecha no se le ha reconocido su gran aporte al rock nacional.

Fue en 1961-62, cuando conocí a Orlando y escuchamos a Los Venturas, agrupación instrumental, que fue un paliativo para Rock and Roll, ante el arrollador Beat británico, comienzo del decenio del sesenta. El sonido de Los Venturas fue la carta de presentación de Orlando ante Los Cardenales, trío de música romántica y tropical, Arturo Astudillo, segunda guitarra; Daniel Sarmiento “Tom”, guitarra líder y Carlos Martínez, guitarra marcante. Con Orlando, también llegó la guitarra eléctrica hecha en Colombia, la que fue una novedad para Astudillo, quien por sugerencia de Barriga comenzó a estudiar a Los Venturas, los que se convirtieron en su norte musical.

Así nacieron “Los Thunder Beat”: Arturo Astudillo, Guitarra Líder; Jaime Córdoba, Segunda Guitarra; Omar Rodríguez, Batería y Carlos Martínez, bajo. Esta agrupación fue la base de Los Flippers, agrupación que en 1966, tuvo el mejor equipo de sonido, VOX, con un Súper Beatle para la guitarra líder, lo más novedoso que habíamos conocido y que había llegado a Colombia. También fue la única agrupación que tuvo Discoteca con su nombre 1966, calle 59 número 12 -13.

En 1966, Arturo fue declarado como la revelación del Rock nacional gracias a su interpretación de la guitarra. El sencillo que grabaron para Estudio 15, tuvo más difusión que el primer álbum de Los Speakers. En el cuarteto se habían producido dos cambios. Llegaron, el mejor y más espectacular baterista, Edgard Dueñas y Miguel Durier. Este binomio le dio imagen escénica y vitalidad a Los Flippers. Eran dos locos geniales que transmitían energía, en su voz y percusión. Los Flippers eran en ese momento la gran novedad. Para mi este fue el momento estelar de esta agrupación, lapso que marcó a la generación que hoy los recuerda y añora.

Se produjeron cambios en la formación del cuarteto y más tarde banda, con músicos virtuosos y estructurados, pero Los Flippers que nosotros, su primer público amamos y añoramos, son los que conformaron Arturo Astudillo, Carlos Martínez, Omar Rodríguez, Edgard Dueñas, Guillermo Acevedo, Orlando Betancourt y Miguel Durier. Ellos fueron los que representaron la idiosincrasia de nuestra generación, la de los dorados y románticos años sesentas.

El sonido que amplificaba el primer TEISCO, de las pulsaciones del guitarrista que a diario estudiaba a Segovia y a los guitarristas de Los Venturas, al niño de cara inocente, al de la gallada del barrio Palermo, era de Arturito, el maestro y guía de Carlos Martínez, el busca pleitos, al que no le temblaba la voz altanera cuando creía justos sus reclamos, al mismo que conocí por Humberto Monroy, cuando él como un admirador más de Los Speakers los seguía en sus presentaciones.

El mismo que sin ser el más virtuoso músico, le solicitaba a Astudillo tarareando la melodía, que le corrigiera la interpretación, este bajista le dio a su imaginación, razón ingenio, pasión y toda la devoción de su existencia a Flippers, los tuvieron los dos mejores bateristas de los sesenta Edgard Dueñas y Guillermo Acevedo, dos grandes amigos. El primero partió, fue mi compañero en mis primeras noches de bohemia, el segundo continúa siendo uno de mis mejores amigos, al lado de Yamel Uribe, Oscar Lasprilla, Néstor Neira y Álvaro Galvis.

A Los Flippers llegaron, grandes músicos Lisandro Zapata, José Gallego, Alexie Restrepo, Fernando Reyes- El sardino Eduardo Acevedo- Carlos Cardona- Ferdy Fernández-Fabio Gómez entre otros.-Los Flippers de las noches de Zeppelín, en los setenta, eran otra cosa una banda, no el cuarteto que con sus errores conquisto LOS SESENTA -También fui testigo de las angustias de Carlos y Arturo cuando Miguel se fue para México detrás de Los Crickets y los dejó sin el amplificador de la segunda guitarra, el cual terminó en nuestra casa, la de Óscar y la mía.
Los Flipers, sin Carlos Martínez, Arturo Astudillo, no son mis Flippers, ellos son el alma y nervio.
Carlos y Arturo, les propongo que se reúnan y le rindan un homenaje de reconocimiento por su contribución a, lo que hicieron en pro del Rock nacional a Carlitos Pinzón y Orlando Barriga.

No cuento mi tiempo, es mi tiempo el que lo cuenta.
Hay que haberlo vivido, parqa poderlo contar.

Edgard Hozzman Londonderry New Hampshire.