26 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno reafirma su compromiso con la competitividad

2 de noviembre de 2010
2 de noviembre de 2010

Es un hecho que el presidente Santos y su equipo económico encuentran en este tema una estrategia adecuada para orientar procesos importantes de desarrollo para los próximos cuatro años.
En el escenario, y ratificando tal compromiso, el presiente de la República, el ministro de Industria y Turismo, el director de Planeación nacional y otros altos funcionarios que se convierten en garantes, para pensar que vamos bien. Quiero insistir en este llamado, un tema que pude volverse repetitivo, pero que debe serlo a raíz de su importancia. Es una política de mediano y largo plazo, que se inicia en las regiones y se articula nacionalmente con las políticas de Estado que están planteadas también en términos de competitividad y productividad.
El Quindío tiene una hoja de ruta marcada por la industria del software, el turismo, la agroindustria, manufacturas y logística. No se puede bajar la guardia en la ejecución de este Plan de Competitividad Regional, y por el contrario debemos seguir trabajando unidos en este propósito.
Importante la presencia de todos los sectores públicos de la región, gobernación del Quindío, alcaldías, y otras instituciones del orden oficial que por su labor tienen como y que aportar. Pero también es importante que el sector privado esté presente, no puede haber indiferencia empresarial, cuando se hace necesario sumar todas las acciones existentes a nivel productivo dentro de este plan, que es la garantía plena de articular cada labor y que no queden como esfuerzos aislados.
Las universidades son actores esenciales en el proceso y por eso esperamos también mucho de la academia para poder hacer las cosas no puede quedarse en las aulas de clases y debe proyectarse hacia el entorno y la realidad local, regional y nacional. Creo que la actitud de U5 este año ha sido importante dentro de la consolidación de este modelo, pero nos falta un poco más. Más proactividad, más aportes, más opiniones, más participación en cada uno de los temas que la academia maneja, pues el conocimiento científico debe aplicarse a todos los procesos y temas que comprometen la realidad del Quindío y en general del país.
Necesitamos también una sociedad civil participativa, que abra su espectro del conocimiento y su voluntad para intercambiar conceptos, ideas y propuestas. Para poder hablar en términos prácticos de competitividad es necesario hablar de trabajo en equipo y entre todos poner en práctica una construcción colectiva.
[email protected]