8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En esta temporada necesitamos ser una ‘ciudad amable’

30 de noviembre de 2010
30 de noviembre de 2010

Esta razón nos llevó a hacer un llamado respetuoso a la administración municipal, y en especial a la alcaldesa Ana María Arango Álvarez para que piense en los comerciantes organizados, evitando al máximo inconvenientes con las obras de Ciudades Amables. Siempre hemos dicho que este proyecto es bueno para la ciudad, pero hemos trabajado también en obras públicas como fue en el período de la reconstrucción y sabemos que bajo criterios de planeación y planificación se pueden ejecutar dichas labores generando el menor impacto entre quienes actúan en la zona de influencia.

En este período de fin de año no quisiéramos ver calles cerradas alterando la actividad normal de quienes fijan en la temporada todas sus expectativas. Suficiente tenemos con las restricciones fijadas para cumplirles a los vendedores ambulantes y la emergencia que se presentó en la carrera quince con calle veinte, como para someter a otros sectores a una alteración similar.

Señora alcaldesa, este año ha sido particularmente difícil por el tema económico. El desempleo estuvo rampante y Armenia se ubicó durante el 2010 en los primeros lugares, evidenciando una realidad que tanto a usted como a nosotros nos preocupa demasiado. Tal panorama nos debe llevar a ser consecuentes con lo sucedido y mirar alternativas para evitar que se presenten este tipo de inconvenientes. Nuestros comerciantes hacen un esfuerzo grande cada año, y contratan personal extra para encarar la temporada. Nos encontramos en un proceso de consolidar la ciudad como un lugar más competitivo y ameno para nuestras compras de Navidad y tenemos que buscar alternativas para evitar el efecto migratorio a otros destinos comerciales.

En ciudades como la nuestra, el comercio organizado es uno de los motores que “jalona” la economía local, razón por la cual debemos desde lo oficial, buscar incentivos y respaldo permanente. Nuestra petición a la alcaldesa busca básicamente que se analicen todas las opciones al alcance que eviten retraso en las obras pero que no afecten éstas la oferta comercial.
Estamos esperando una respuesta positiva por el bien de todos. Se hace necesario que Armenia sea realmente una ciudad amable en esta temporada que se puede ver un poco alterada por el invierno, hecho que consolida mas nuestra petición, pues si se prevé un menor flujo de visitantes, tenemos que cautivar a los compradores que quedan para poder incentivar la actividad comercial.

Señora alcaldesa, en representación de los comerciantes organizados, por favor, que no se vayan a presentar traumatismos en esta temporada porque las expectativas de reactivación son muchas. Sabemos de su buena fe y voluntad de respaldo con nuestro sector y esperamos buenas noticias para que el aguinaldo este año sea mejor para todos. Crónica del Quindío.