24 de abril de 2024

El panal de MIELES

30 de noviembre de 2010
30 de noviembre de 2010

Estoy de acuerdo con Yolanda Reyes, columnista de El Tiempo, cuando afirma  que los colombianos, el gobierno, los congrsistas,los comunicadores sociales y el resto de la sociedad piensen mas en el país y en las inundaciones que  en las peleas del ex presidente Álvaro Uribe Velez,quien quiere seguir con vigencia  a través de confrontaciones con sus opositores.
Nos parece más importante que esas peleas  advertir que el invierno deja perdidas, hasta el momento, por  encima  de 753 mil millones de pesos y la destrucción  de 160 mil hectáreas  de cultivos de pancoger, y que tales cifras   tienen estremecidos  a los ganaderos, agricultores y al mismo gobierno.; los aguaceros de los últimos días  han sido considerados, por su intensidad, los más grandes de la historia. Han caído aguas lluvias  sobre el país  como nunca  y ocasionado estragos  en distintos lugares, y no se ha salvado durante este invierno ni Bogotá y sus alrededores.
En  Sucre, entonces, según los informes oficiales, hay 120 mil  damnificados  en las subregiones  Mojana, San Jorge, las Sabanas y el Morrosquillo,advirtiéndose  que los auxilios  para atender esa masa humana  son insuficientes para   las familias bajo las  aguas, sobre todo  aquellas  comunidades  que viven en los techos de sus viviendas en sitios como sucre  donde no se encuentra un pedacito de tierra seca.¿ Qué tal esta?, para un país lleno de calamidades.
Entre tanto, los  anuncios  de Idean no son satisfactorios  para los próximos meses.”Se calculan elevaciones  del mar  de entre 2,5 y 3,3 milímetros  anuales, que afectaran  a San Andrés, Cartagena  y las costas. Modelos climáticos  pronostican aumentos  de temperatura  de entre  1,4 hasta el 2040 , y 3,3 grados centígrados ,hacia el 2070 .que enloquecerán  los pisos térmicos  y los cultivos ,además de exacerbar enfermedades  como el dengue  y diferentes plagas. Esto equivaldría a una franja  de 400 metros  de altitud, en los umbrales de las temperaturas     optimas de la producción  agropecuaria .Las consecuencias, pues, sobre el suelo, la economía y los hogares campesinos no son para desdeñar” (El Tiempo 20 de Noviembre -2010).
La segunda comunicación  del  gobierno  sobre el cambio climático reporta  que Córdoba ,Valle del Cauca ,Sucre, Antioquia ,la Guajira ,Bolivar,Chocho,Santander,Norte de Santander ,Cauca; San Andrés, Tolima, y Caquetá  son los departamentos donde se ha sentido con mayor severidad el calentamiento planetario.
Ya, pues, el cambio climatice no es un cuento, es una verdad a la que  el gobierno tiene que atender con la seriedad  requerida, porque los pronósticos son serios. Los colombianos sabemos perfectamente  que el fenómeno de la niña es de mucha agua y el fenómeno del niño es  de sequia.
Existe, entonces, un trabajo completo de identificación de escenarios, construcción  de políticas  públicas  y diseño de un aparato institucional para reducir los impactos e intentar  prepararnos  para el futuro.
La temporada invernal que estamos viviendo jamás se había visto en Colombia. Y esta misma tiene  en serias dificultades al gobierno nacional. Que Dios nos proteja.