7 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Estado dio un primer paso para saldar la deuda moral con las víctimas de la violencia

25 de noviembre de 2010
25 de noviembre de 2010

El Ministro del interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, afirmó que la aprobación de este proyecto es una  gran noticia para el país.
 
“Este articulado le va a permitir a millones de colombianos que fueron víctimas del conflicto rehacer sus vidas. Empieza una etapa de cicatrización de tantas heridas, de reconocimiento a personas que se vieron afectadas por la violencia; comienza también un proceso de restitución de todas las tierras que les fueron arrebatadas también mediante la violencia a quienes eran sus tenedores o poseedores”, aseveró el alto funcionario.
 
El jefe de la cartera política resaltó que esta es una ley exclusivamente orientada a resarcir, mediante una política integral, a las víctimas y a las personas desplazadas.
 
“Nosotros en el Gobierno creemos que estamos muy cerca de que este país supere su conflicto armado y lo que se abre paso mediante esta ley es una etapa de resarcimiento en la sociedad a las personas que por estas décadas sufrieron todos los rigores de la violencia”, indicó.
 
En el debate del día de hoy, fueron aprobados 31 artículos, tres de ellos nuevos, de los 180 que  componen la iniciativa del Gobierno Nacional.
 
Entre los principales puntos votados positivamente el día de hoy se destaca la  creación de una unidad del CTI con funciones específicas de búsqueda que se especializará en perseguir e identificar los bienes ocultos de testaferros.
 
Así mismo, se les asigna a los fiscales y jueces de Justicia y Paz tareas específicas de búsqueda de empresas que hayan financiado grupos armados organizados al margen de la ley, las cuales deberán responder y reparar a los afectados por medio del Fondo de Reparación a Víctimas.

Igualmente esta iniciativa obliga a la Defensoría del Pueblo a realizar los ajustes necesarios para la asistencia judicial de las víctimas. En 6 meses la Defensoría deberá reorganizar su estructura de modo que pueda representar judicialmente y de manera exclusiva a las víctimas. Lo anterior evitará que se haya abogados de oficio que representen simultáneamente a víctimas y victimarios.
 
Dentro  de los tres artículos nuevos incluidos en esta iniciativa, está el de las "Facultades extraordinarias" para el Presidente de la república de modo que se pueda incluir por Decreto el resultado de las consultas previas a las minorías étnicas (comunidades Afrodescendientes, Indígenas y pueblos Rom o gitanos).

De igual manera, incorporó el artículo de  "Mujeres rurales" que establece darles prioridad a los procesos de restitución de tierras a las mujeres cabeza de hogar.