24 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Declarada en Pereira urgencia manifiesta por daños en vía de La Amoladora

9 de noviembre de 2010
9 de noviembre de 2010

El organismo, presidido por el Alcalde Israel Londoño, sesionó esta mañana en el sitio de la emergencia en la finca Sinaí de la vereda La Amoladora Baja en donde el pasado fin de semana colapsó totalmente la banca de la carretera. Posteriormente, los integrantes del CLOPAD se trasladaron al sitio El Chorreadero, de La Amoladora Alta, en donde un inmenso deslizamiento de tierra taponó por completo la vía.

En la visita del CLOPAD participaron el Contralor Municipal, Iván Early Ruiz; el Personero de Pereira, Juan Carlos Vélez; el director de la Cruz Roja, Javier Contreras; los Secretarios de Infraestructura, Jurídica, Desarrollo Rural y Hacienda, la Dirección Operativa de Prevención y Atención de Desastres, DOPA, así como delegados de la Secretaría de Gobierno y de la Defensa Civil.

El colapso de la banca de la vía y el deslizamiento de tierra han dejado totalmente aisladas unas 80 familias residentes entre La Amoladora Alta y La Amoladora Baja, lo cual amerita la inmediata intervención para superar esta grave problemática. Así lo indicó el Alcalde Israel Londoño, al precisar que con la declaratoria de la urgencia manifiesta que hizo hoy el CLOPAD se allana el camino para la búsqueda de los recursos necesarios y se agiliza los procesos de contratación de las obras que se requieren con urgencia.

El Secretario de Infraestructura, Carlos Arturo Salazar, al señalar la magnitud de los daños precisó que se ha iniciado la correspondiente evaluación para determinar el monto de las inversiones que es necesario acometer en ambos sitios. Por lo pronto, se realizará una intervención inicial que permita restablecer el tránsito por la carretera para evitar el embotellamiento en que se encuentran estas familias.

El Alcalde Israel Londoño anotó que debido a esta situación, los alumnos de las escuelas del lugar deben realizar largas caminatas para llegar a las aulas, en tanto que los campesinos afrontan problemas para sacar sus productos al mercado.

Por lo pronto, el tránsito de los vehículos deberá hacerse utilizando otros carreteables de El Crucero de Combia, El Pital, La Bodega y La Convención.

En el sitio de la finca Sinaí, donde la banca de la carretera falló completamente, se adelantarán inversiones iniciales por unos 1.200 millones en la compra de un predio, la estabilización del talud y la solución vial. En el sitio El Chorreadero, aún no se tiene una evaluación de las inversiones totales, que permitan restablecer el circuito vial de Combia Alta que empalma La Amoladora Alta y La Amoladora Baja.

El director de la DOPAD, Leandro Jaramillo, manifestó que en este último lugar la situación es más compleja, dado que se trata de un deslizamiento de tierra muy inestable que hace temer que siga avanzando la emergencia una vez se adelanten los trabajos de remoción de la tierra que taponó la vía.

Agregó que esta situación se presentó debido a la presencia de suelos inestables en la zona, una red de micro fallas en el terreno y el uso inadecuado del suelo debido a la intervención del hombre que ha establecido allí cultivos en altas pendientes, a lo que se suma un mal manejo de aguas y un pésimo tratamiento de las aguas residuales lo que aumenta el grado de riesgo en el terreno.

“Se requiere, por tanto, una intervención ambiental integral de la mano de los caficultores, los pequeños productores y los residentes en la zona, así como entidades y organismos como el Comité de Cafeteros y la Secretaría de Desarrollo Rural para adoptar medidas definitivas”, precisó el director de la DOPAD.