15 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Rescate de mineros costó entre US$10 y US$20 millones

14 de octubre de 2010
14 de octubre de 2010

Al hacer un desglose, comentó que “un tercio son donaciones voluntarias de muchas empresas, y los otros dos tercios los ha asumido el Estado de Chile y fundamentalmente Codelco”.

Pese a lo elevada que puede parecer la suma, aseguró en entrevista con TVN que "cada peso valió la pena, cada peso se gastó bien" para poder rescatar a los 33 mineros.

También indicó que en los próximos días habrá un informe pormenorizado de los gastos de este operativo de búsqueda y rescate que se desarrolló durante 69 días.

"Lo importante no era que teníamos los recursos sino el mejor equipo humano que se haya constituido en la historia de nuestro país. Un equipo de excelencia", agregó el presidente.

 “Supimos mantener la cordura”: Luis Urzúa

Copiapó, 13 Octubre RAM_ Tras ser el último rescatado de los mineros atrapados en la mina San José, Luis Urzúa relató detalles del largo cautiverio de 70 días en las profundidades del yacimiento, en una conversación que mantuvo con el Presidente Sebastián Piñera y el jefe del rescate, André Sougarret.

Según el jefe de turno, tras el accidente ocurrido el 5 de agosto, los 33 mineros tardaron unas 3 horas en poder divisar cual era su situación, por culpa de la polvareda que se levantó.

Hicieron varios intentos para salir, y "mucha gente de repente trató de hacer cosas que no eran las mejores, pero por suerte supimos mantener la cordura, y gracias a dios no hubo ningún accidentado", explicó.

Su principal preocupación, entonces, fue la suerte de otros compañeros que en ese momento estaban abandonando la mina tras su turno de trabajo. "Rogamos porque teníamos 3 ó 4 personas que iban saliendo. Siempre nos preguntamos si habrían salido o no", dijo.

"Nosotros veíamos como perforaban las máquinas. Los primeros cinco días estábamos seguros que estaban trabajando por la mina, pero veíamos que era difícil. Sabía cómo estaba la cosa", relató Urzúa.

Urzúa recordó los primeros días de encierro y explicó que "teníamos poquita comida". "Al último estábamos comiendo cada 48 horas, para dejar algo para más adelante". "Los que tenemos fe, teníamos la esperanza de que algún día podíamos ser rescatados. Le damos las gracias a Dios", agregó.

Hasta que llegó la primera sonda tras 17 días de incertidumbre. "Eran las seis de la mañana cuando llegó la primera sonda y teníamos todo un protocolo para el primer día que llegara una sonda. Pero se olvidó todo, todos querían abrazar el martillo", relató Urzúa.

El minero explicó que en esa primera sonda sus compañeros colgaron “varios papeles: uno decía 'mándame papa' (comida), 'tengo hambre'… Fueron bastantes papeles, pero Dios quiso que llegaran los que debían llegar".

El mensaje que confirmó a todo el mundo que los 33 mineros estaban en vida fue escrito por José Ojeda, y resumía perfectamente toda la información necesaria: "Estamos bien los 33 en el refugio".