19 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Relaciones con Venezuela y Ecuador van por buen camino: Presidente Santos

11 de octubre de 2010
11 de octubre de 2010

Durante una reunión de trabajo con empresarios de Brasil, celebrada este lunes en Cartagena, el Mandatario dijo que igualmente con Ecuador las relaciones “van muy bien” y confió en que pronto se restablezcan plenamente.

Indicó que si los países encuentran comunes denominadores y trabajan unidos, América Latina va a ser una gran potencia.

Declaración

La siguiente es la declaración del Presidente Juan Manuel Santos Calderón sobre las relaciones con Venezuela y Ecuador:

Presidente Juan Manuel Santos: “Muchos de ustedes me han preguntado y están curiosos por saber las relaciones nuestras con nuestros vecinos cómo van. Les digo lo siguiente: van muy bien. Y queremos que continúen bien. Y que continúen bien con todo el continente.

El primer país que escogí para visitar oficialmente como Presidente fue Brasil, porque creo que con Brasil tenemos una cantidad de sinergias. Tenemos la posibilidad de trabajar juntos y jugar juntos en muchos escenarios del mundo. Porque hay muchísimos comunes denominadores. Pero al mismo tiempo el potencial que hay para los inversionistas brasileros, como ustedes aquí en Colombia, por la experiencia que ustedes a través de estos años han venido acumulando.

Hablaba ahora con el ex ministro y presidente de Brasil Foods sobre la oportunidad que puede tener de simplemente replicar algunas de sus compañías, de su producción, aquí en territorio colombiano, para seguir exportando, aprovechando los tratados de libre comercio que tenemos nosotros. Ahí hay unas sinergias enormes.

Sabemos que, por ejemplo, el carbón metalúrgico lo necesita Brasil. Y nosotros necesitamos inversión en infraestructura. Y Brasil tiene unas grandes empresas de infraestructura. Y ahí podemos hacer todo tipo de negocios y crear todo tipo de sinergias.

Pero también tenemos otros vecinos muy importantes. Para nosotros Venezuela es un mercado muy importante. Con Venezuela tenemos 1.200 kilómetros de frontera y una frontera muy viva. Cuando fui Ministro de Comercio, lo primero que hice fue precisamente negociar un acuerdo de libre comercio con Venezuela, que fue considerado en su momento el acuerdo más exitoso de integración entre dos países en vía de desarrollo, a comienzos de los 90.

El mercado bilateral, el comercio bilateral entre Venezuela y Colombia creció de 300 millones de dólares a cerca de 7 mil millones de dólares. Y sucedió lo que ustedes todos vieron que sucedió. Por eso nosotros estábamos tal vez en el punto más complicado que pueden tener dos países entre ellos, hace unos meses.

Y por eso asumí una posición conciliatoria con el Presidente Chávez, con quien tengo que confesar que no tenía las mejores relaciones. Y dije simplemente: Presidente Chávez, nosotros tenemos una responsabilidad con nuestros pueblos. Podemos pensar muy diferente, pero si nos respetamos las diferencias podemos tener relaciones cordiales. Y eso va a beneficiar a nuestros pueblos. No tiene ningún sentido que usted tenga problemas de suministro de alimentos, cuando a nosotros nos sobran los alimentos de este lado de la frontera. Y así hay muchos ejemplos. Eso no tiene ningún tipo de sentido. Colaboremos en los diferentes frentes y respetémonos las diferencias.

Le dije al Presidente Chávez: Creo que yo nunca lo voy a convencer de que usted piense como pienso yo, ni usted me va a convencer de que yo piense como piensa usted. Pero si nos respetamos las diferencias, vamos a poder tener unas buenas relaciones.

Y eso es lo que ha sucedido: las relaciones están en un nivel muy bueno, están mejorando cada vez más, respetándonos nuestras diferencias. Existen diferencias. Pero si nos respetamos, ¿quiénes van a beneficiarse? Nuestros pueblos, porque vamos a poder volver a restablecer el comercio. ¿Quién se beneficia? Venezuela y Colombia.

Y vamos a poder hacer una integración conjunta en materia de infraestructura. ¿Quién se beneficia? Nuestros pueblos.

E inclusive en materia de seguridad, ahí también vamos a colaborar, como ya estamos colaborando. Ya tenemos una mesa para ver cómo vamos a luchar contra el narcotráfico. Y el Presidente Chávez en forma explícita ha dicho muchas veces que él no va a permitir que grupos terroristas estén en territorio venezolano.

Entonces si hay una relación y si hay una comunicación, uno puede discutir ese tipo de problemas. Si no hay diálogo, si no hay relación, esos problemas no son discutidos, no son discutibles y no pueden solucionarse.

Por eso somos muy optimistas de que la evolución de estas relaciones con Venezuela van por buen camino y seguirán mejorando día a día. Es lo que yo espero.

Y como él lo dijo ayer: ojalá no se interponga alguien para ver cómo podemos volver a pelear, porque no es nuestra intención. Todo lo contrario: lo que queremos es mejorar cada vez más nuestra relación con Venezuela.

Lo mismo con Ecuador. Con Ecuador tuvimos un problema, lo hemos venido solucionando, apoyamos al Presidente Correa en el problema que tuvo hace algunos días, y esa relación va por muy buen camino. Espero que también a finales de año o principios del año entrante, tengamos esas relaciones completamente normalizadas.

¿Y quién gana? Gana Colombia, gana Ecuador, gana Venezuela, gana el continente.

Porque un continente como América Latina, Suramérica, que cada vez más se está perfilando como la década de América Latina, no va a tener la fortaleza si entre ellos, entre los países que componen ese continente, hay fisuras y hay diferencias fundamentales.

Si en cambio encontramos esos comunes denominadores, vamos a ser una verdadera potencia. Cada país es fuerte por sí mismo, pero unidos vamos a ser una gran potencia.

Y ahí es donde veo a Brasil liderando, por su tamaño, y de socio de Colombia y socio del resto de América Latina, ejerciendo un papel fundamental en un mundo que está viendo a América Latina cada vez con ojos más interesantes”.