25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Pavimentación de vía a La Felisa, convierte a Filadelfia en polo turístico

18 de octubre de 2010
18 de octubre de 2010

Desde cuando se construyó el puente sobre el río Cauca en La Felisa, hace más de 30 años, se creó la necesidad del asfaltado de la carretera a la cabecera municipal.
 
El ex ministro Otto Morales Benítez, propietario entonces de la hacienda “Don Olimpo”, que heredó de su padre, fue quien habló de esta necesidad. Pero Filadelfia no puede olvidar que fue Morales quien hizo posible la construcción del puente sobre el río Cauca. Gestionó directamente con el alto gobierno esta obra que ya reclamaba la región.

Sin embargo, debieron pasar muchos lustros para que se pavimentara una parte de esta vía, precisamente en la gobernación del cafetero Emilio Echeverri Mejía. Hasta entonces y debido a su crítico estado, sólo era posible recorrerla en campero.

Ahora, en la gobernación de Mario Aristizábal Muñoz, se incluyeron en el presupuesto de Invías y el departamento de Caldas las partidas necesarias para la construcción del pavimento que falta para llegar a la Felisa.

Las inversiones no se limitarán únicamente a este tramo. Está garantizada también la recuperación  de la carretera Filadelfia-Varsovia, que tiene unos tramos destapados. El cronograma contempla su recuperación total, aunque existe una compleja falla geológica en el sector de “Los Lavaderos”, asociada a la falla de Romeral. Este sería el punto negro en el anhelo de tener una buena carretera a la Felisa y a Varsovia.

Los trabajos de recuperación vial arrancarán en firme antes de dos meses, pues están en marcha los procesos licitatorios. En unos seis meses Filadelfia tendrá dos magníficas vías para comunicarse con Manizales: Varsovia-Neira y La Felisa-Manizales.

Región privilegiada

La carretera a La Felisa beneficia una pródiga región paisajística, rica en café y ganado, atravesada en gran parte por el río Cauca.
En su recorrido el turista o visitante observa una vegetación variada en la que sobresalen palmas gigantes, cedros y árboles centenarios. A lado y lado de la carretera se aprecian casa quintas y construcciones que constituyen una réplica casi perfecta de la arquitectura paisa que prevalece desde comienzos de siglo en el norte de Caldas.
Es una tierra privilegiada donde se cultivan por igual café, caña panelera y frutas tales como mango, naranja, mandarina y papaya. El ganado y la panela son los renglones más fuertes de su economía.
Lo mejor, su clima, cálido como el de Medellín, que no atosiga ni provoca sudor ni bochorno como el de la costa Caribe. El calor que se percibe es regio, agradable y propicio para mantenerse en forma.

Turismo

Gracias a esta buena noticia en Filadelfia ya se empieza a hablar duro de turismo. Por ejemplo, un recorrido desde Manizales por la Felisa para llegar a Neira y retornar posteriormente al lugar de salida. ¿Qué se le podría ofrecer al interesado en esta ruta? La cultura de la panela, por ejemplo, en todo su proceso, desde que se coge hasta que se procesa para obtener el producto final. O la ganadería. También el café. Tantas posibilidades.