20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Machín y Ruiz, continúan en alerta amarilla

10 de octubre de 2010
10 de octubre de 2010

El denominado enjambre sísmico, fenómeno en el que se acumulan en poco tiempo muchos micro sismos, que pueden estar asociados a diferentes variables como fluidos, gases o fracturamiento de rocas, hizo que después de ocho años el nivel del Nevado del Ruiz, pasara del IV (verde) de mayor estabilidad y reposo, al III (amarillo).

“Esta situación se mantuvo con mucha prudencia de sismos hasta el amanecer del sábado 2 de octubre y aunque disminuyó un poco, por momentos se incrementa y vuelve a descender, lo que no quiere decir que volvió a verde porque ya hay una inestabilidad, y hay que ver su evolución, si retoma su estado previo o pasa al siguiente nivel”, comentó Gloria Patricia Cortés Jiménez coordinadora técnica del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales.

Frente a este aspecto la causa que está generando dichos enjambres es el ascenso de magma, con la que se registran igualmente olores a azufre.

“El volcán ya nos está mostrando que algo lo está haciendo inestable, por lo que debemos seguir a la espera para saber si es solo un malestar o efectivamente la magma sigue ascendiendo. De ser así es posible que se registren más olores a azufre, que la localización de la sismicidad sea a menor profundidad, lo cual podría generar emisión de ceniza”, expresó Cortés Jiménez.

Y aunque el 13 de noviembre próximo se cumplen 25 años de la tragedia que enlutó al municipio de Armero, la coordinadora del Observatorio asegura que la actividad que se presenta en este momento no tiene ninguna relación con dicho suceso, puesto que ningún volcán maneja un tiempo exacto de recurrencia en presentar estos fenómenos, ya que esto sólo depende de su evolución y dinámica interna.

Además es importante resaltar que aunque se pasó al nivel amarillo, esto no implica que haya una alerta amarilla, puesto que la alerta es generada por el comité local de emergencia cuando se deben tomar las medidas de evacuación y emergencia necesarias, prevenciones que por el momento no son necesarias, aunque si hay que estar atentos a los cambios que se presentan diariamente.
En lo que respecta al Volcán Cerro Machín desde los últimos cuatro años éste ha venido presentando cambios, lo que ha hecho que desde el 2009 se encuentre en nivel amarillo, presentando año tras año algunos incrementos en su actividad.

Esta situación se presenta debido a las características que presenta y que lo hace ser uno de los más peligrosos de Latinoamérica, primero que es muy activo y muy explosivo, es de tipo pliniano (columnas eruptivas de más de 30 kilómetros), lo que hace que tienda a generar nubes ardientes con gases que se mueven a mucha velocidad, quemando todo a su paso.

Según la coordinadora, estas características de explosividad, sumadas a que varias comunidades viven a su alrededor, hay grandes obras de infraestructura y extensas fuentes agrícolas para el país es lo que lo hace peligroso, aunque asegura que “no necesariamente todo lo que hizo antes lo puede hacer nuevamente en un futuro o que su actividad no sea de la misma magnitud, ya que es imposible que se comporte de otra manera porque su historia geológica tiene un comportamiento pliniano”. Universidad Nacional.