18 de agosto de 2022
Directores
Evelio Giraldo Ospina
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez

Último minero chileno y líder de los 33, Luis Urzúa, emerge de las profundidades

13 de octubre de 2010
13 de octubre de 2010

Poco antes de ser rescatado, Urzúa agradeció al primer rescatista, Manuel González por todos los esfuerzos realizados durante su rescate.

''Me siento feliz, estamos a gusto y muchas gracias a ti Manuel por estar en esas condiciones en la mina. Hay que tener una hombría y carácter como el que tú tienes'', dijo.

Urzúa, de 54 años, de profesión topógrafo, es el único minero proveniente de un hogar de clase media y es hijo de un desaparecido de la dictadura de Augusto Pínochet (1973 – 1990).

También es sobrino de Sergio Irribarren, concejal de su pueblo natal, Vallenar, localizado al sur de Copiapó.

El último de los 33 mineros tiene 31 años de experiencia bajo tierra y es conocido como el hombre del liderazgo por su aplomo, prudencia y por comportarse como un capitán que no abandona su barco.

El jefe del grupo se dedicó gran parte del tiempo que pasó bajo la tierra a dibujar los planos del área donde se encontraban los trabajadores en el yacimiento para idear alguna ruta de escape.

En los primeros días de encierro, cinco de los 33 hombres se rebelaron contra su autoridad, pero Urzúa logró alinearlos y crear armonía en el grupo.

Urzúa fue el hombre que habló con el ministro de Minería, Laurence Golborne cuando éste se comunicó con los trabajadores a  través de un telefonillo.

"Le habla Luis Urzúa, soy el jefe de turno (…). Estamos bien, esperando que usted nos rescate", le contestó Urzúa al ministro durante la llamada.

A diferencia del resto de los obreros, la familia de Urzúa no ha permanecido en el Campamento Esperanza, levantado improvisadamente cerca de la mina prácticamente desde que sucedió el accidente.

Esta familia también ha sido la única que no ha hablado con la prensa debido a una petición que el mismo Urzúa les hizo cuando les envió la primera carta durante su confinamiento.

El rescate de los 33 mineros comenzó este martes pasadas las 10H00 locales (13H00 GMT).

El primer rescatista en descender a la mina fue Manuel González quien tardó sólo 16 minutos en bajar al refugio de los trabajadores.

Florencio Ávalos fue el primer minero en ser rescatado del yacimiento San José y tardó menos de 20 minutos en emerger a la superficie.

Una de las cosas que más  ha caracterizado a este operativo  ha sido la rapidez puesto que  a las 20H00 locales (23H00 GMT) de este miércoles 28 de los 33 mineros habían salido de la mina.

Uno de los momentos más dramáticos del rescate fue la liberación de  Yonni Barrios, de 50 años, quien era conocido en el grupo como el doctor.

Gracias a sus conocimientos de enfermería, Barrios se encargó de elaborar informes médicos de sus compañeros y vacunarlos  contra varias enfermedades.

Este grupo de 33 mineros se distinguió por su diversidad: un ex futbolista; Franklin Lobos; un religioso como José Henríquez y un topógrafo, en el caso de Urzúa.

Entre los obreros también se encontraba el boliviano, Carlos Mamani, de 24 años de edad, único extranjero del grupo y quien fue visitado por el presidente de su país, Evo Morales, quien viajó a primeras horas ade este miércoles para darle la bienvenida su compatriota y ofrecer ayuda y trabajo en su país natal.
 
teleSU – Público.es /jl – MM