19 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La agenda internacional de Santos

17 de octubre de 2010

Donde más se marcan diferencias con los ocho años pasados es en las relaciones internacionales. Santos definió una agenda y estilo nuevos para relacionarse con el mundo y cambió la forma de decidir la política internacional. Así lo planteó en un discurso de la semana pasada.
El evento fue la invitación del ex presidente Samper al lanzamiento del libro “Obama y las Américas: ¿Esperanza o decepción?”, escrito por expertos norteamericanos. Ante una audiencia política variada, Santos expuso su agenda internacional con lucidez.
Para muchos, la primera sorpresa fue que Santos presidiera un evento de Samper, pero el asombro fue mayor cuando el Presidente reconoció y agradeció a Samper sus aportes a la política internacional del país, en particular en la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores. Lo del gobierno de “unidad nacional” es en serio, y Santos expresó su decisión de “continuar con la tradición colombiana de hacer de la política exterior una política de Estado y mantener la unidad política en las relaciones internacionales”.
La agenda internacional del país durante los últimos años se apartó del multilateralismo, casi para reducirse al bilateralismo con Estados Unidos y se concentró en la lucha contra el terrorismo y los TLC. Las falencias diplomáticas es uno de los aspectos más criticados del gobierno anterior, y Santos decidió seguir las recomendaciones de la Comisión Asesora.
Nuestra meta, dijo, son “relaciones internacionales modernas que nos ayuden a enfrentar exitosamente los retos del siglo XXI…en primer lugar, vamos a comenzar un diálogo para enriquecer nuestra agenda con los Estados Unidos. Queremos pasar de ser receptores de ayuda a ser verdaderos socios estratégicos.”
Esto no implica abandonar la erradicación del narcotráfico y pasar el TLC, pero si “buscar una agenda nueva, una agenda diferente, que incluya esos temas, pero…darle prioridad a los otros temas”.
La temática de la nueva agenda es variada: el ambiente (protección de la biodiversidad, conservación del agua, el cambio climático); la protección de los derechos de los migrantes frente a la xenofobia de los países ricos, o la cooperación regional para enfrentar problemas como el de Haití.
En cuanto a salir del modelo unipolar centrado en EE.UU, Santos planteó buscar nuevos socios y espacios de interacción con la comunidad internacional, con estrategias tales como meter a Colombia en la OECD o en el foro de cooperación Asía-Pacífico (APEC), y participar en UNASUR “para fortalecer los vínculos con los vecinos dentro de un proceso de regionalismo abierto, de integración abierta”.
Santos nombró una Canciller profesional y experta, que ya muestra resultados, como el apoyo de 186 países para elegir a Colombia al Consejo de Seguridad de la ONU, incluido el de los vecinos con quienes peleábamos hasta hace poco.El Universal.