16 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Juanes quiere transmitir un mensaje de paz con P.A.R.C.E

31 de octubre de 2010
31 de octubre de 2010

juanes

Junto a el último sencillo que lanzó, Y no regresas, un canto a la ausencia de los seres queridos, P.A.R.C.E encierra momentos personales como el que recrea La razón, que habla de la alegría del reencuentro con su mujer tras su separación, del nacimiento de su hijo varón y -dijo- "de la maravilla que es el hogar".

Segovia, por su parte, retoma los soniquetes folclóricos para homenajear con espíritu positivo a los desaparecidos a través de un episodio real: el ataque contra la Unión Patriótica acaecido en 1988.
"Simplemente porque supuestamente pensaban distinto", explicó en entrevista con Efe el cantante antioqueño, quien mantiene la temática social en canciones como Quimera.

"Yo creo que todos vivimos tan preocupados por nuestra propia existencia que a veces el resto de las cosas se nos van. Es triste ver qué rápido pasan las noticias: hace unos días estaban los mineros y hoy ya no están, lo de Haití desapareció, lo de Tailandia desapareció", se lamentó.

Al hablar de la crisis económica, que afecta a tantos compatriotas, muchos de ellos inmigrantes obligados a regresar al país, Juanes consideró que "Colombia está en un momento de mejoría, así que puede ser una opción para regresar y trabajar en casa".

REPORTAJE

El primer ministro del 'bunga bunga'

La red y los periódicos italianos no saben si llorar o reír con el nuevo escándalo de Berlusconi y la menor marroquí Ruby Robacorazones

MIGUEL MORA
EL PAÍS, MADRID

Italia se ha despertado hoy convertida en el país del bunga bunga. Según ha declarado a los fiscales de Milán la menor marroquí Ruby Robacorazones, llamada en realidad Karima K., después de las cenas en la villa de Arcore, Silvio Berlusconi invitaba a algunas chicas seleccionadas a hacer bunga bunga, explicando que era un juego que practica Muammar El Gaddafi con su harén africano.

BERLUSCONI

Berlusconi, siempre acompañado de mujeres espectaculares

En realidad, el bunga bunga o unga bunga es, según enseña el Urbandictionary, una "sodomización salvaje y en grupo figuradamente practicada por algunas tribus africanas". Silvio Berlusconi, de 74 años, suele explicar el concepto a las visitas de sus noches bunga bunga contando un chiste protagonizado por dos ministros de Romano Prodi en viaje por África.

De forma que hoy los periódicos y las redes sociales dedican amplísimos espacios y reflexiones al caso bunga bunga, muestran las fotos atrevidísimas de la descocada Ruby en diversas discotecas, y dejan caer críticas entre irónicas y desesperadas al primer ministro bunga bunga de un país bunga bunga al que un Gobierno bunga bunga dirigido desde la villa de Hardcore está llevando al ridículo internacional y a una muerte indigna por bunga bunga.

Las novedades judiciales y políticas, en todo caso, son más serias de lo que parece. De momento hay tres personas del entorno íntimo de Berlusconi formalmente acusadas de inducción a la prostitución: el agente del espectáculo Dario Lele Mora; el anciano presentador del telediario del canal 4, Emilio Fede; y la bailarina del programa Colorado Café Nicole Minetti, supuesta ex higienista dental de Berlusconi ascendida en marzo pasado a consejera regional de Lombardía, la región más rica de Italia.

Los fiscales están profundizando además en los hechos sucedidos la noche del pasado 27 de mayo, cuando la menor Ruby Robacorazones (nombre artístico de la explosiva bailarina marroquí de 17 años) fue detenida en Milán acusada de haber robado 3.000 euros y un collar de oro blanco a una amiga brasileña.

La jefatura de policía de Milán se vio forzada ayer a emitir una nota oficial en la que afirma que "no hubo ningún trato de privilegio o de favor hacia la menor después de la llamada del presidente del Gobierno", lo cual confirma que, en efecto, fue Silvio Berlusconi en persona quien llamó desde Roma a la questura para pedir a un alto jefe policial que dejara en libertad a la joven, diciendo que era "sobrina -o nieta- de Hosni Mubarak", el presidente egipcio. En italiano sobrina se dice nipote, palabra que también significa nieta.

La embajada egipcia en Roma, quizá para tomar distancias de este momento bunga bunga, ha desmentido oficialmente que el presidente de la nación tenga ningún parentesco con la menor marroquí.

Mientras tanto, Berlusconi ha reaccionado al enésimo escándalo con la táctica de siempre. Primero admitió que ayudó a Ruby porque es, dijo, "un hombre de buen corazón que ayuda a quien lo necesita", pero luego ha afirmado que la izquierda "ha creado un caso de la nada", y hoy sus medios afines empiezan a dejar caer que Ruby ha sido captada por la oposición y por la magistratura comunista para desacreditar al primer ministro.

La prensa seria, en cambio, pone el acento en la espesura política del caso; La Repubblica e Il Corriere della Sera critican el "abuso de poder" ejercido por el primer ministro al exigir la liberación de la joven con una mentira sobre su filiación, y destacan el hecho de que la muchacha llegara a Arcore una de las noches en un coche que iba escoltado por los Carabineros.

Il Corriere della Sera llama la atención sobre la confusión público-privado de la vida nocturna del Cavaliere, alerta del constante "peligro de ser chantajeado" al que Berlusconi se expone invitando a sus fiestas a todo tipo de personas, revela que hay numerosas fotos de las noches locas circulando y documenta el cambio de guardia en la estructura de los "reclutadores" de velinas de confianza del primer ministro: además de los encausados Mora y Fede, Fiorenza Sarzanini cita a Luigi Ciardiello, director de Publitalia 80, una de las empresas del imperio Berlusconi.

En este clima bocacciano, el caso promete dar todavía sustos y disgustos a otros protagonistas de la política nacional, ya que la joven gogó ha declarado a los fiscales que en las fiestas de Arcore participaron también parlamentarios y otros exponentes del Gobierno, masculinos y femeninos. Il Corriere afirma que Paolo Romani, flamante ministro de Desarrollo Económico, es uno de los frecuentadores asiduos de las noches locas del presidente.

Lo cual parece sugerir que practicar bunga bunga puede ser una actividad tan dolorosa como rentable.