15 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobernador presentó presupuesto del 2011 a la Asamblea Departamental

1 de octubre de 2010
1 de octubre de 2010

Según el proyecto de ordenanza, el presupuesto para el 2011 fue aforado en 304.087 millones de pesos, monto del cual, al sector central le corresponden más de 299.075 millones de pesos.

De esta última cifra, 66.240 millones de pesos serán para funcionamiento, 14.669 millones de pesos para el servicio de la deuda y los 218.166 millones de pesos restantes corresponden a la inversión.

Tamayo Vargas fue enfático al indicar que el 72,9% del presupuesto del 2011 correspondiente al sector central, fue destinado a la inversión  social, económica y de infraestructura, recursos que desde toda perspectiva le apuntan a la modernización de Risaralda y al mejoramiento de la calidad de vida de los risaraldenses.

El Gobernador de Risaralda reiteró su compromiso de atención a los sectores más golpeados por la inequidad social, a los cuales ha estado llegando con programas y estrategias de seguridad alimentaria, educación y atención en salud, entre otros frentes sociales, prioridad que llevará hasta finalizar su periodo constitucional.

Plan de Desarrollo

De la misma manera, la Administración Seccional presentó el proyecto de ordenanza para reajustar al Plan de Desarrollo del Departamento, en el cual se plasman los ajustes con miras a afrontar los últimos 15 meses de mandato.

“Esta es una muestra de la intención de adecuar las ilusiones de un gobernante a las realidades que se van imponiendo en el proceso de ejecución de los programas, las metas y las limitaciones de los recursos y tiempo. Es un acto de responsabilidad con los risaraldenses”, aseveró Tamayo Vargas en su discurso de instalación del periodo ordinario de sesiones.

“La difícil coyuntura económica que afronta el país y sus Departamentos, lo cual se refleja directamente en las rentas departamentales; la incorporación de recursos provenientes de la Nación, que en algunos casos no llegan directamente a la Gobernación; y el reacomodamiento del plan financiero que soporta las cartas de navegación, están obligando a todos los entes territoriales a modificar sus planes de desarrollo, situación de la que Risaralda no es ajena”, agregó.

De esta manera, en el nuestro Plan de Desarrollo ¡Sentimiento de Todos! las cuatro líneas estratégicas continúan inmodificables, pero los cambios se registrarán básicamente en las metas, ya que de las 290 existentes en la actualidad, 7 serán eliminadas, otras 12 serán incluidas y 3 más se trasladarán al Plan de Acción de la respectiva secretaría encargada de su ejecución.

Vigencias futuras

El gobernador también se refirió a las vigencias futuras, tema que en las últimas semanas ha generado inquietud, pero que también será objeto de proyectos de ordenanzas en este periodo coadministrador.

Sobre el particular señaló que los malos manejos que le han dado a esta herramienta en otras regiones del país, para nada se ajustan al proceso adelantado en Risaralda, ya que las iniciativas de la región son serias, están inscritas en Planeación, pasaron por el Confis y la Asamblea Departamental, y se les hicieron juiciosamente los estudios pertinentes.

Bajo el mecanismo de las vigencias futuras Risaralda trabajará en temas prioritarios y sensibles como el Plan Departamental de Aguas, la vivienda de interés social, los subsidios del Sisben, los mercados sociales y la ejecución de la segunda etapa de construcción de las tres troncales que se adelantan en el occidente del departamento, entre otros proyectos de desarrollo.

“Las vigencias futuras son, sencillamente, un cheque post-fechado para asegurar la continuidad de las inversiones, lo cual no se configura desde ningún punto de vista en deuda departamental”, puntualizó el Gobernador Tamayo Vargas.

Otros proyectos

Para este tercer periodo ordinario de sesiones, la Asamblea también se encargará de estudiar otras iniciativas presentadas por el administración seccional, las cuales tienen que ver la autorización para ceder al Municipio de La Virginia las acciones  que el Departamento tiene en el Matadero de esta localidad, las facultades al Gobernador para contratar y las asignaciones civiles para la próxima vigencia o reajuste salarial de la planta de servidores públicos del Departamento.