25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Director de Planeación desvirtuó mitos de reforma a las regalías

14 de octubre de 2010
14 de octubre de 2010

Al intervenir en el foro “Regalías como motor de Desarrollo”, convocado por el DNP y Anif, Gómez dijo que el primer mito que se ha creado es que el Gobierno Nacional se apropiará de los dineros de las regalías, cuando la verdad es que esos recursos continuarán siendo de propiedad exclusiva de las entidades territoriales, y no se utilizarán para atender obligaciones de la Nación.

Respecto al segundo mito que dice que las regalías se van a disminuir, el Director del DNP dijo que la metodología para calcular las regalías a pagar por parte de las empresas no cambia y el monto de las mismas seguirá dependiendo de la producción y del precio internacional de los recursos minero-energéticos, tal como sucede actualmente.

Tampoco se centralizará el gasto de las regalías, como lo señala el tercer mito, por qué será ejecutado por las entidades territoriales, no por el Gobierno nacional, y será destinado a proyectos prioritarios de cada región. Además, la planificación e identificación de proyectos se hará desde un enfoque regional.

Es por eso que gobernadores, alcaldes y ministros en representación del Gobierno definirán la destinación de los recursos.

Tampoco es cierto, como lo sugiere el cuarto mito, que se vaya a centralizar el ahorro de las regalías, ya que los dineros del Fondo de Ahorro y Estabilización pertenecen a las regiones, que en épocas de caída del ingreso desacumulará recursos para financiar proyectos regionales.

El último de los mitos que se ha creado en torno a la reforma sugiere que son las empresas extranjeras las que saldrán ganado con la reforma, y lo cierto es que el esquema de pago de las regalías por parte de las compañías no tendrá cambio y, sean nacionales o foráneas tendrán la misma obligación que con el esquema actual.

“La reforma que estamos proponiendo tiene cuatro principios: el ahorro, para estabilizar la inversión regional y reducir la volatilidad cambiaria; la equidad, para que los recursos sean para todos; la competitividad, relacionada con el desarrollo regional; y, el buen gobierno, relacionado con el uso eficiente de las regalías”, explicó Gómez.

Luego de referirse al tema de la desigualdad en el que, por ejemplo, los departamentos más pobres de acuerdo al índice de Necesidades Básicas (NBI), no son parte de los principales receptores de regalías, el Director del DNP reiteró que la reforma “sí promueve la autonomía regional, sí promueve la descentralización en el uso y destino de recursos, sí promueve el desarrollo y la convergencia regional”.

Con la reforma, los departamentos receptores participarán en los ahorros del Fonpet, los fondos de Compensación Regional y de Desarrollo Regional, así como en la inversión en ciencia, tecnología e innovación (Fondo de Competitividad Regional), al tiempo que tendrán acceso al Fondo de Ahorro y Estabilización, y continuarán siendo receptores de regalías.