18 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Denuncian agresiones y censura a los medios durante la sublevación en Ecuador

1 de octubre de 2010
1 de octubre de 2010

"Debe hacerse justicia por los casos de periodistas de la prensa nacional e internacional que fueron víctimas del motín policiaco" que duró doce horas y "que hicieron temer un intento de golpe de Estado contra el presidente (de Ecuador) Rafael Correa" y que "dieron lugar a una serie de agresiones contra los profesionales de los medios de comunicación".

RSF subrayó que la organización ecuatoriana de defensa de la libertad de prensa, Fundamedios, registró "una veintena de actos represivos" en cuya mayoría los "policías sublevados intentaron impedir la cobertura de los eventos destruyendo el material de los fotógrafos y camarógrafos presentes".

La mayor parte de los actos violentos tuvo lugar en Quito, la capital, aunque también se registraron incidentes en Ambato, Santo Domingo de Los Tsáchilas, Manta y Portoviejo.

"Toda la prensa ecuatoriana, pública o privada, pagó el precio de esta jornada negra", agregó la organización con sede en París, especialmente "Canal Ecuador TV" y la emisora "Radio Pública".

También la prensa internacional se vio afectada, agregó RSF, ya que "los amotinados retuvieron varias horas a representantes del canal informativo latinoamericano Telesur" y la "Agencia France Presse (AFP) confirmó la agresión física de dos de sus fotógrafos y la destrucción parcial de su material en los accesos del hospital donde Correa estaba secuestrado".

"Todos estos hechos merecen una respuesta judicial y la reafirmación -por parte del gobierno y de la sociedad civil- de un consenso general en torno a las libertades fundamentales garantizadas en el marco constitucional", exigió RSF.

La organización por la libertad de prensa matizó, no obstante, las diferencias entre la sublevación en Ecuador y el golpe de Estado en Honduras en 2009 porque "mientras que ciertos medios de comunicación tomaron parte de forma activa en el golpe" de Honduras, "nada parecido sucedió en Ecuador".