23 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

California: en el falso dilema de prohibir o legalizar

30 de octubre de 2010

Este es un llamado a revisar atentamente la política que se ha venido ejecutando y que nos ha hecho caer en la trampa del prohibicionismo y la represión;  y que nos hizo perder de vista que el objetivo de las primeras legislaciones era la preservación de la salud pública. Hoy, el mundo se dedicó a combatir las mafias y el tráfico dejando en un muy lamentable segundo lugar al consumidor y sus familias.
Los Presientes Santos y Obama han mencionado la necesidad de replantear la discusión. Sin embargo, advertimos que no se puede caer en una segunda trampa: el falso dilema entre prohibir o legalizar. El tema central es la salud pública, por lo que resulta lamentable que la iniciativa californiana, haya caído en uno de los extremos y no hagan explícitos los compromisos de la sociedad y del Estado en favor de la salud pública.
Hoy el mundo se gasta cuarenta mil millones de dólares en lucha contra las drogas. De estos, sólo dos mil se destinan a la prevención, los otros treinta y ocho mil corresponden a la represión de la conducta. Caer en el falso dilema implica, como dicen algunos analistas, que las cifras que hoy invierten en reprimir se vayan a cubrir otras políticas públicas y la víctima una vez más, son los consumidores y sus familias.
Por lo anterior, nuestra propuesta insistente es crear una política de prevención en todo el sentido de la palabra. Un paso decisivo es llevar al escenario internacional esta discusión y proponer una convención internacional en materia de prevención del consumo, como centro del acuerdo que de un mínimo común a la actuación de los Estados y sobre todo garantice la cooperación en esta materia.
Es doble moral reprimir y no ofrecer alternativas para la atención integral del consumidor y su familia. El Presidente Santos tiene la oportunidad de propiciar un giro positivo en la política internacional sobre drogas ilícitas y sacarnos de la condición de victimarios y víctimas del narcotráfico.