28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ante concejales de Armenia se socializará Paisaje Cultural Cafetero

12 de octubre de 2010
12 de octubre de 2010

Para el sábado 16 de octubre se realizará esta actividad ante los concejales de la capital quindiana, a partir de las 9:00  en el recinto de Concejo.

“Esta iniciativa de región, en la que la Gobernación del Quindío tiene un destacado papel apunta a la conservación de nuestros valores productivos, sociales, ambientales y culturales” indica Gladys Sierra Parra, directora de Cultura del departamento.

Esta propuesta cuenta también con el concurso de las Gobernaciones de Caldas, Valle del Cauca y Risaralda, la Federación Nacional de Cafeteros, el Ministerio de Cultura,  Red Alma Mater y las Corporaciones Autónomas Regionales de los citados entes territoriales.

El Paisaje Cultural Cafetero (PCC) constituye un ejemplo sobresaliente de adaptación humana a condiciones geográficas difíciles sobre las que se desarrolló una caficultura de ladera y montaña. Se trata de un paisaje cultural en el que se conjugan elementos naturales, económicos y culturales con un alto grado de homogeneidad en la región y excepcional en el mundo. En este paisaje se combinan el esfuerzo humano, familiar y generacional de los caficultores con el acompañamiento permanente de su institucionalidad, estableciendo así un modelo excepcional de acción colectiva que ha permitido superar circunstancias económicas difíciles y sobrevivir en un paisaje agreste y aislado. De esta manera se ha desarrollado una caficultura basada en la pequeña propiedad que ha demostrado su sostenibilidad en términos económicos, sociales y ambientales, y que ha posicionado su producto como uno de los mejores del mundo.

La economía y la cultura de esta región han girado alrededor del café desde hace más de un siglo, es decir, sólo unas décadas después de haber sido poblada por los colonizadores antioqueños que empezaron su ocupación del territorio en el siglo XIX. Procesos como la siembra de los primeros cafetales, pasando por la construcción de las viviendas rurales y de infraestructura para el transporte, procesamiento y comercialización del café y la posterior transformación de las técnicas de producción, han otorgado una dinámica excepcional a este paisaje. Esta combinación de una arraigada tradición cafetera con la herencia de la colonización antioqueña, ha jugado un rol fundamental en la conformación de la cultura regional, generando una riqueza de manifestaciones en ámbitos tan diversos como la música, la gastronomía y la arquitectura, las cuales se han trasmitido de generación en generación.