27 de septiembre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Gobierno y Federación ponen en marcha Plan de Choque contra la Roya

30 de septiembre de 2010
30 de septiembre de 2010

Dentro de las modificaciones se establece el incremento hasta cinco (5) hectáreas del área renovable por siembra por parte de los pequeños caficultores. De igual manera, en un intento por erradicar la roya, el ICR solo se otorgará  para los productores que siembren variedades resistentes a este hongo que enferma los cafetales.

“Hasta la fecha un pequeño caficultor solo podía obtener el beneficio hasta por una hectárea y media, y acceder al mecanismo nuevamente 12 meses después de otorgado el ICR. Con esta modificación se amplía el área permitida a 5 hectáreas, se facilita la sustitución de variedades susceptibles y se disminuye el tiempo para acceder al ICR. Esto claramente representa enormes beneficios para los cafeteros colombianos”, manifestó el Gerente de la Federación de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz Ortega.

Otra de las buenas noticias para los cafeteros, formalizada a través de la Circular Reglamentaria P-19 de Finagro, es la ampliación de los beneficios del ICR para renovación de cafetales a los productores clasificados como medianos especiales y medianos. Estos cafeteros podrán acceder a un ICR de 30% y 20%, respectivamente para su categoría.

En el caso de los medianos y medianos especiales el área máxima a renovar corresponderá al 20% del área total sembrada en café, según certificación del respectivo Comité Departamental de Cafeteros, con un límite máximo de 10 hectáreas cada año por cada caficultor. 

A la fecha han accedido a los beneficios del Programa PSF 64.341 caficultores a los que se les han otorgado créditos por más de $261 mil millones para la renovación de 45.960 hectáreas de cafetales envejecidos. Se trata de los cafeteros más pobres del país y los cuales gracias al Programa podrán incrementar la productividad de sus cultivos y el nivel de ingresos para ellos y sus familias.

El Gerente de la Federación se refirió a estas medidas como “la manera más adecuada de llevar la prosperidad democrática a las zonas cafeteras, mejorar la competitividad de la actividad y garantizar al mercado internacional que Colombia seguirá siendo un proveedor confiable de café suave de alta calidad”

Por su parte, el Ministro de Agricultura al referirse a los beneficios esperados en agilización de la ejecución del Programa PSF, mencionó que la ampliación del área a renovar a 5 hectáreas por cada pequeño caficultor, le significará al Gobierno una inversión de $86 mil millones anuales, en el evento que se utilice a cabalidad el monto destinado de ICR para café.

Adicional a estas medidas aprobadas por el Gobierno Nacional, la Federación continuará  con  una serie de acciones orientadas a agilizar los procesos de renovación de los cultivos que aun no lo han hecho. Única medida que permitirá llevar la caficultura a niveles de tecnificación por encima del 90% del área sembrada, obtener mayor productividad y mantenerla como uno de los más dinámicos aportantes en el agro colombiano, hacia el propósito de impulsar la locomotora que debe jalonar el crecimiento del sector agropecuario. Dentro de las medidas adoptadas por la Federación de Cafeteros se encuentran las siguientes:

•    Para agilizar la ejecución del programa, los Comités Departamentales haciendo uso de la información contenida en el Sistema de Información Cafetera SICA, identificarán los posibles beneficiarios del programa para invitarlos a brigadas de crédito realizadas en compañía del Banco Agrario, Banco de Bogotá y Davivienda, entidades bancarias a través de las que se otorgan los créditos para renovación de cafetales con ICR.

•     De otra parte, con el ánimo de apoyar aquellos cafeteros con cultivos con extensiones menores a 10 hectáreas afectados por la roya, la Federación ha destinado $10 mil millones para la implementación por parte de los Comités Departamentales del “Plan de Choque para la Roya”. Para la focalización de las acciones se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

    Para cultivos tecnificados jóvenes con edades entre 2 y 8 años sembrados en variedades susceptibles y recuperables, podrán entregarse incentivos para el control químico de la enfermedad con fungicidas.

    Los cultivos tecnificados con edades superiores a 8 años, podrán ser apoyados por medio de la entrega de insumos para la renovación tales como semillas, bolsas, colinos y fertilizantes.

•    La estimación de los apoyos, así como sus valores, estará a cargo de los Comités Departamentales de Cafeteros, que además buscarán apalancarlos con recursos provenientes de otras fuentes. Esta decisión obedece a la necesidad de plantear soluciones efectivas para las especificidades de cada una de las regiones cafeteras.

•    Complementariamente la Federación de Cafeteros solicitó al Ministerio de Agricultura que considere un cambio en el programa ICR para los cultivos  menores a una hectárea, en el sentido de que este incentivo,  sea un aporte en especie, con colinos de café y fertilizantes y entonces no requiera crédito. Así, se podrá acelerar la renovación entre los pequeños caficultores que siembran en una extensión no mayor a diez mil metros cuadrados.

Apoyo a cafeteros para controlar y prevenir el rebrote de la roya 

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural anunció el fortalecimiento de los estímulos económicos para impulsar el programa de renovación de cultivos envejecidos, y apoyar a los productores afectados con la presencia o el rebrote de la roya en sus plantaciones como consecuencia del invierno.

La decisión, que tendrá el concurso de Finagro, fue anunciada por el Ministro Juan Camilo Restrepo Salazar a la Federación Nacional de Cafeteros, gremio con el que repasó la situación del sector.

El límite para la renovación de cultivos dentro del 40 por ciento del Incentivo a la Capitalización Rural (ICR) se incrementó de 1,5 a cinco hectáreas. La decisión le significará al Ministerio, en el evento en que se utilice a plenitud el estímulo, un esfuerzo presupuestal adicional de 86 mil millones de pesos por año.

Para acceder al incentivo se requiere que la variedad sembrada sea resistente a la roya que actualmente hace presencia en más de un 50 por ciento de los cafetales.

La medida permitirá acelerar el Programa de Renovación, Sostenibilidad y Futuro que tiene como meta 300 mil hectáreas con un costo para la Nación, por medio del ICR, de 619 mil 200 millones de pesos.

Al Programa han accedido 59 mil 331 productores con créditos por 237 mil 673 millones de pesos, que han permitido la renovación de 42 mil hectáreas e incentivos superiores a los 95 mil millones de pesos.