25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El sesquicentenario, en el Plan de Desarrollo

26 de septiembre de 2010
26 de septiembre de 2010

Así se contempla en la aprobación del acuerdo número 59, presentado a su consideración por parte del alcalde Israel Alberto Londoño y donde se adoptan otras modificaciones al Plan de Desarrollo 2008 – 2011 Pereira, región de oportunidades.

La celebración del Sesquicentenario como una meta estipulada, contribuye al componente estratégico y permite los ajustes programáticos al gobierno, que se adopta  para el mejoramiento de la gestión pública y los resultados ante los cambios surgidos en materia económica y social, indicó el coordinador del Sesquicentenario, Gustavo Orozco Restrepo.  “Estos a su vez, serán un insumo fundamental para la formulación del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial”, explicó.

Entre las iniciativas fijadas como metas se cuentan en la línea Pereira Amable, el programa Pereira Verde con su propuesta Proyecto de resignificación de los ríos tutelares Otún y Consota y la realización del estudio de prospectiva con movilización social que está siendo elaborado por la Universidad Externado de Colombia.

El propio gobierno municipal estimó que con relación al Sesquicentenario se ha partido de la idea que para la trascendencia de esta celebración debemos plantear una estrategia que garantice propósitos duraderos de los cuales se derive un cronograma de desarrollo integral, fijando acciones concretas para el 2013.

Los enfoques del Sesquicentenario, están estructurados en tres procesos:

-Intervenciones Físicas: Se reconoció  la necesidad  de iniciar un proceso de visión de ciudad, una hoja de ruta que sirva de guía a los futuros gobernantes, sustentada en principios de vida digna que sea sostenible, equitativa, competitiva, respetuosa del medio ambiente y que sea el producto de la participación ciudadana

– Proceso de prospectiva y Movilización Social: A partir de los ríos, como fuente de vida, es que se considera que se deben sentar las bases para pensar en la ciudad del futuro. “Porque los ríos no solo nos dan el agua necesaria para nuestra subsistencia, permiten la vida de las demás especies y de la naturaleza, los ríos limpios, cada día más dinamizan el turismo y éste mueve el comercio y la cadena de una vida digna en armonía con las naturaleza; productora de bienes y servicios, generadora de empleo y con futuro para las nuevas generaciones deben ser el fundamento de cualquier  proceso de visión de ciudad.

-Desarrollo Cultural: Reconocer este proceso a nivel institucional, que nazca del convencimiento ciudadano de dirigir una mirada en una dirección común,  como una política pública.