15 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desde el Faro

6 de septiembre de 2010
6 de septiembre de 2010

El propósito era lograr la renuncia de la eficiente abogada para ubicar allí a otra persona, cumpliendo compromisos políticos. Lo que no se logró porque la funcionaria no había firmado ningún documento donde se comprometiera a dejar el cargo después de dos años. En Aranzazu está presión no fue bien vista. Sobre todo por tratarse de una abogada de excelentes condiciones personales y profesionales, que se ha ganado el cariño de la gente por su trabajo en bien de la comunidad.  La pregunta que el columnista se hace es: ¿por qué razón en esa reunión estuvo la esposa de un concejal si ella no hace parte de la administración? Un particular no puede tener injerencia en los asuntos públicos. Eso debe quedar claro.

Trastornos bipolares

En Aranzazu siempre se ha hablado de los problemas mentales que regularmente presentan algunos ciudadanos. Pero nunca se le había hecho tanto eco. Bastó que la reconocida revista Soho enviara a Aranzazu a una de sus periodistas para que el tema volviera a tener actualidad. Marianne Ponsford, una ciudadana de ascendencia europea que reside hace varios años en Colombia, tuvo bajo su responsabilidad elaborar la crónica que ese medio publicó en su última edición. El trabajo periodístico despertó la preocupación de los aranzacitas residentes en diferentes ciudades del país. Sobre todo porque gracias Internet el texto fue leído en varias partes del mundo. Además porque el escritor José Miguel Alzate le hizo eco en un excelente artículo publicado en  El Tiempo. La verdad es que las autoridades de la salud en el departamento deben preocuparse por brindar una buena atención médica a las personas que en el  municipio se les ha diagnosticado el trastorno afectivo bipolar.

Triste despedida

Muchos aranzacitas despidieron en Jardines de la Esperanza a Germán Soto, que falleció después de soportar durante algunos meses una penosa enfermedad. Duele que una persona tan joven, llena de vitalidad, con un entusiasmo contagiante, deje de existir. A Germán Soto lo caracterizó, siempre, su elevado sentido de la amistad. Debido a su forma de ser, siempre sencillo, con la sonrisa a flor de labio, tuvo éxito como vendedor. El columnista lo recuerda cuando se desempeñaba como agente viajero de la firma Calzado Bata, antes conocida como Manisol. Era una persona con un extraordinario don de gentes, servicial como el que más. Por allá en los años ochenta, si mal no estamos, se desempeñó como Personero de Aranzazu. A ese cargo lo llevó el médico Feníbal Ramírez Serna, que le profesaba aun gran cariño. Paz en la tumba del amigo fallecido. A su esposa y a su hijo Ronda Libre les hace llegar las más sinceras manifestaciones de pesar.

Bien informados

Se cuentan por cientos los aranzacitas que desde hace varios años emigraron hacia los Estados Unidos. Son ciudadanos que no obstante la distancia mantienen sus vínculos con el pueblo. Y viven pendientes de lo que pasa en Aranzazu. Se comunican con frecuencia con sus amigos para que les cuenten qué sucede, quién se ha muerto,  o quién se hizo profesional. Uno de esos aranzacitas es Diego león López.  Pues bien, Diego León le contó a uno de sus amigos que en una oportunidad, en Bogotá, declamó ante Pablo Neruda el poema “A un obrero”, de Javier Arias Ramírez. Ese mismo poema fue traducido al ruso porque cuando Diego León estudiaba en la Universidad Patricio Lumumba, de Moscú, al declamarlo en un auditorio público de ese país la traductora de Neruda le pidió autorización para traducirlo. Y fue publicado en una revista literaria de la entonces conocida como Unión Soviética.

Santos le agradeció a Alzate

El escritor José Miguel Alzate se llevó tremenda sorpresa en días pasados. Al abrir una mañana su correo electrónico se encontró en la bandeja de entrada un mensaje personal nada más y nada menos que de Juan Manuel Santos, el Presidente de la República. El mandatario le agradeció a Alzate dos artículos que sobre su programa de gobierno hizo en su columna quincenal de eltiempo.com. La relación de José Miguel Alzate con el presidente Santos viene desde el año 1983, cuando el aranzacita era cronista del diario La República. En ese entonces se lo presentó, en Bogotá, el periodista Germán Santamaría. En la pasada campaña electoral nuestro escritor le hizo a Juan Manuel Santos dos entrevistas en la emisora Radio Guadalajara, de Buga. El hoy presidente conserva en su biblioteca cuatro de los seis libros que Alzate ha publicado.