3 de octubre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Desarticulada red que traficaba con armas de guerra

21 de septiembre de 2010
21 de septiembre de 2010

La investigación, que se venía adelantando desde hace más de un año por parte de personal de inteligencia militar e investigadores judiciales del CTI Seccional Cundinamarca, se adelantó en las ciudades de Barranquilla, Valledupar, Caucacia, Medellín, Bogotá, Girardot, Villavicencio, Puerto Lleras, Dagua, Cali y Pasto.

De acuerdo a las informaciones recolectadas, la red de apoyo desarticulada proveía de armamento, municiones, explosivos, comunicaciones y material de intendencia a los denominados bloques noroccidental, oriental y sur de la organización terrorista de las Farc.

La operación, denominada Lealtad 1, se adelantó en dos fases por parte de las tropas de la División de Asalto Aéreo del Ejército y el CTI. En primer lugar, se logró la incautación de 27 mil cartuchos de guerra, 59 granadas IM 26, 40 granadas de 40 mm, 26 culatas para fusil, 4 fusiles AK 47, la inmovilización de 3 vehículos y la captura de 10 integrantes de la red, en acciones realizadas en Barranquilla, Puerto Lleras, Bogotá y Caucacia.

Es importante destacar que en la operación también se incautaron 40 temporizadores para minas fantasma, nuevos artefactos explosivos utilizados por las Farc que se entierran a dos metros de profundidad, lo que las hace difíciles de detectar, y se activan mediante radiofrecuencia. En los últimos dos años la utilización de estos artefactos explosivos improvisados por parte de las Farc ha generado la muerte de 44 colombianos y heridas a 73 más.

En la segunda fase, desarrollada en las últimas horas, se han realizado 22 allanamientos en diferentes ciudades del país, que arrojan como resultado parcial 34 capturas y la incautación de 11 cajas con granadas de mortero de 40 mm, un mortero de 60 mm tipo comando, tres sistemas de visión nocturna, un detector de minas de última generación, accesorios para ametralladoras, fusiles y lanzadores de granadas MGL, proveedores, munición de diferentes calibres, miras telescópicas, material de comunicaciones, intendencia, maquinas troqueladoras , así como 250 mil dólares falsos.

En las próximas horas, la Fiscalía presentará a estas personas ante un Juez de Control de Garantías de Bogotá para legalizar las capturas, imputar en su contra cargos por tráfico de armas y municiones de uso privativo y concierto para delinquir agravado.

Dentro de los capturados se encuentran siete integrantes activos de la Fuerza Pública, cinco uniformados pertenecientes al Ejército y dos a la Policía, así como una civil al servicio de la Fuerza, a quienes se les inició, además de los procesos penal y disciplinario, un proceso administrativo para la desvinculación inmediata de las Fuerzas Armadas.

El ente militar, dentro de la política de transparencia y corrección, reitera el firme propósito de continuar adelantando las acciones necesarias al interior de la Fuerza para erradicar los actos que atentan contra la integridad y legitimidad institucional.

Es de resaltar que la operación Lealtad 1 se convierte en el más importante golpe asestado por las autoridades, en los últimos años, a las estructuras logísticas y de apoyo de la organización terrorista de las Farc.