17 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Creámosle a nuestra gente

29 de septiembre de 2010
29 de septiembre de 2010

Expuso el doctor Cuartas, recientemente, en un congreso de residuos sólidos en Armenia, la revolucionaria propuesta de poner en marcha en el Quindío el novedoso sistema de Gasificación con Plasma en Frío, para la generación de energía a partir de la basura que producen las ciudades.

Esta tecnología cambiará para siempre la forma como se manejan los desperdicios que producimos en la casa, en el comercio, en la industria, en la ciudad en general, y, de contera, generará energía que elimina los flujos residuales problemáticos: orgánicos, tóxicos, químicos, agrícolas, sedimentarios, etc. Estos flujos se convierten, de una forma limpia y segura, en un combustible sintético llamado Singas. Este combustible es pasado inmediatamente por un generador para crear electricidad limpia que puede ser usada o vendida en el sistema nacional de energía.

El sistema se realiza a través de una trituradora-comprensora de la basura que la transforma en cubos de 5 cm., los cuales se cargan en una banda que los deposita en una cámara de procesamiento. Allí se rocía un aditivo de cal en los desperdicios para neutralizar la acidez y prevenir la formación de emisiones, luego entran a otra cámara de secado que reduce el contenido de humedad, y pasan a través de un campo electro arco plasma, a una cámara desprovista de oxígeno, donde hay un ambiente de calor extremo (1.300ºC) que descomponen el residuo en sus componente moleculares, separando el hidrógeno de los carbonos en todo el residuo de hidro-carbonos compactados, eliminando los componentes tóxicos y producir el Singas, una fuente limpia de energía. Ese Singas llega a un generador Caterpillar donde se combustiona limpiamente para la producción de energía.

Este invento puede traerse al Quindío, donde se producen diariamente 240 toneladas de basura, sólo en Armenia generamos 180 toneladas diarias. La instalación de una planta que convierta en energía 25 toneladas de basura tiene un costo cercano a los $7.000 millones, pero puede adquirirse sin plata, a través de diversos sistemas que ofrecen los inventores mexicanos, con recuperación de la inversión, por producción y venta de energía en cinco o seis años. Con estas plantas se terminarían los incómodos y antiecológicos rellenos sanitarios, los lixiviados, las emisiones de gases tóxicos y hasta las licencias ambientales. No actuaría contra el empleo, por el contrario, seguirían tranquilos los escobitas, los recolectores en camiones, los separadores o recicladores, y nos ahorraríamos el problema de la basura, mejor dicho solucionaríamos el eterno dilema de ¿Qué hacer con la basura?

Sin duda, una propuesta interesante para que EPA (ahora que va a recuperar el servicio de aseo) y las demás empresas de servicio público de aseo de los municipios del Quindío miren, con ojo tecnológico, con visión de futuro y con planificación económica. ¡Ah!, eso sí, sin miradas con el ojo mezquino del rasero politiquero, clientelista y corrupto de mantener la ciudad en el atraso y la contaminación con tal de sustraerle a los usuarios más pesos por los servicios. Consulten con el doctor Reinerio Cuartas, y hagamos algo positivo, excelente, por la ciudad.

Crónica del Quindío