2 de octubre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

América, región más peligrosa para periodistas en 2010

12 de septiembre de 2010
12 de septiembre de 2010

México encabezó la lista, con 10 muertos hasta finales de agosto, seguido de Honduras con nueve fallecidos y Pakistán con seis, dijo el International Press Institute.
"Los periodistas siguen perdiendo sistemáticamente sus vidas por conflictos, milicianos, malhechores pagados, gobiernos, narcotraficantes, políticos corruptos, funcionarios de seguridad inescrupulosos y otros", dijo la directora interina Alison Bethel McKenzie, durante un evento de la organización en Viena, que reunió a más de 300 trabajadores de la prensa de todas partes del mundo.
La lista publicada por el instituto incluye periodistas que murieron mientras hacían su trabajo o fueron asesinados por ejercer su profesión. En todo el año pasado, 110 periodistas murieron, dijo IPI.
Hasta el momento, América ha sido la región más peligrosa para los reporteros, con 20 muertes, incluyendo una en Colombia que se suma a las de México y Honduras. IPI incluye al norte, el sur y el centro del continente, pero monitorea al Caribe por separado.
Asia ocupó el segundo lugar, con 18 muertes. Además de los seis comunicadores que murieron en Pakistán, tres reporteros fueron baleados en las Filipinas. Otros dos fueron asesinados en Afganistán: Rupert Hamer, un reportero del periódico británico Sunday Mirror, y James P. Hunter, un sargento y periodista que trabajaba con el ejército estadounidense. En Tailandia, Indonesia, Japón y la India también se registraron muertes de periodistas.
En Africa se sumaron ocho muertes en los primeros dos tercios del años, con Somalia y Nigeria registrando dos muertes. En la República Demócratica del Congo, Rwanda, Camerún y Angola, murió un periodista.
En el Medio Oriente, dos reporteros fueron asesinados en Irak, en ambos casos luego de ser secuestrados. En el Líbano un periodista murió mientras cubría los enfrentamientos entre fuerzas libanesas e israelíes en agosto. Otro fue baleado mortalmente en Yemen en febrero.
En Europa se registraron dos muertes de este tipo. Una de las víctimas era el director de una radio griega que fue baleado a las afueras de su casa y el otro era el director de una estación de televisión rusa, que murió en mayo cuando iba a reparar equipos dañados por milicianos.