14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un compromiso nacional aseguró embalse al Quindío

5 de agosto de 2010
5 de agosto de 2010

Un acta suscrita por el mismo ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga; de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Carlos Costa Posada y el director general del Departamento Nacional de Planeación, DNP, Esteban Piedrahíta Uribe, garantiza un alto porcentaje del costo que tendrá el embalse multipropósito y le aporta por lo demás $3.800 millones que serán destinados al estudio final.
Entre tanto, los recursos, en cuantía de 36 mil millones de pesos, son los que hace cuatro años, el gobierno nacional había comprometido para dicho megaproyecto, luego de la venta de la participación de la nación en la Empresa de Energía del Quindío, Edeq.

En el documento aparecen por el Quindío las firmas del gobernador Julio César López Espinosa, del director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, Carlos Alberto Franco Cano, y los alcaldes de Circasia, Patricia Mora Ocampo; Salento, Jorge Ricardo Parra Sepúlveda y Armenia, Ana María Arango Álvarez.

Esta determinación se tomó luego de las exigencias de varios sectores de la región que pedían respuestas sobre la iniciativa, así como de las editoriales de La Crónica del Quindío que solicitaban respuesta desde la presidencia.
Se aclaró que “se garantiza el abastecimiento de agua potable y la continuidad en el suministro en el mediano y largo plazo, en el marco de las políticas sectoriales de ambiente, agua y saneamiento, respetando los parámetros y caudales ecológicos definidos por la CRQ, mediante resolución 023 del presente año. También propender por la sostenibilidad técnica y financiera del proyecto, garantizando los aportes de cada una de las partes”.

En desarrollo de lo anterior, las partes acordaron: “El Minmbiente a través del Fonade gestionará la contratación de los estudios de factibilidad avanzada en los componentes financiero, técnico, social y ambiental e ingeniería básica del embalse y de las obras complementarias que se requieran para su construcción”.

En ese mismo punto resaltaron: “El Minambiente realizará ante el DNP y el Minhacienda las gestiones presupuestales para la consecución de los recursos para la realización de los citados análisis. El valor total de los estudios incluyendo interventoría se cuantifica en un monto aproximado de hasta 3.800 millones de pesos de acuerdo con el estudio de mercado que se realice en el momento de su contratación”.

El proyecto de inversión propuesto que es el resultado de los estudios contratados antes de iniciar su fase de ejecución deberá tener cierre financiero, así como contar con la respectiva aprobación de la ventanilla única del Minambiente y cumplir con los demás requisitos legales, técnicos, financieros sociales y ambientales definidos en las normas vigentes.
“Cumplido con lo anterior, la nación mediante el Minhacienda aportará al esquema de financiación del proyecto el saldo de los ingresos disponibles percibidos por la venta de participación accionaria en la Edeq, que se estiman en la suma de $36 mil millones para lo cual se adelantarán los trámites capitales correspondientes y se incluirán dentro del marco fiscal de mediano plazo y del marco de gasto de mediano plazo 2011-2014 que se presentará a aprobación del Conpes”.

Agregó que los municipios de Salento y Circasia, y los otros del ente territorial quindiano que se requieran, apoyarán la gestión predial para el inventario, la identificación catastral, evaluación jurídica y avalúo, para la elaboración de las fechas prediales, de los inmuebles que sea necesario adquirir o afectar para poder adelantar la construcción del embalse. “La gobernación, Armenia y las otras localidades que se vinculen gestionarán las disponibilidades presupuestales necesarias para comprometer los recursos para la cofinanciación del proyecto, las obras complementarias y su operación”.

Adicionalmente, estos municipios se comprometerán a realizar los ajustes a la estructura tarifaria del servicio de acueducto a que haya lugar y adelantar las gestiones correspondientes ante la CRA y los concejos municipales.
Finalmente, los municipios beneficiarios se comprometerán a implementar un programa de reducción del índice del agua no contabilizada de los sistemas de acueducto acorde con las directrices de la norma regulatoria.