18 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Regiones deben “pensar en grande” el desarrollo del país a largo plazo

27 de agosto de 2010
27 de agosto de 2010

 “Pongámonos las pilas, remanguémonos la camisa, sentémonos a coordinar y a planear sin egoísmos, pensemos en grande, ¡Y obtendremos resultados igualmente grandes!”, reiteró el Mandatario, durante la clausura de la XLV Convención Bancaria, en Cartagena.

En ese sentido, el Jefe de Estado indicó que una de las iniciativas que permitirá a Colombia continuar en la senda de crecimiento es la ley de ordenamiento territorial, que tiene como objetivo hacer de las regiones las “dueñas de su destino y de sus recursos, para que los utilicen, con eficiencia y transparencia, en la ejecución de los grandes proyectos que necesitan”.

De esta manera, destacó que con la aprobación de esta ley, a partir del año 2012 las seis regiones del país: Caribe, Pacífica, Sur, Amazonia-Orinoquia, Nororiente y Centro, podrán recibir regalías superiores a los 6 billones de pesos al año, monto que podrán ascender a los 10 billones de pesos al concluir la década.

“¡Son, para comenzar, más de 3.200 millones de dólares por año!”, recalcó el Presidente Santos. Agregó que en el caso de la región Caribe dichos recursos ascenderían entre los 10 y 15 billones de pesos en la próxima década.

De igual manera, el Jefe de Estado urgió a los entes territoriales en la necesidad de impulsar grandes desarrollos que den competitividad a la Nación.

Por ello, el Presidente Santos anunció que en septiembre el Gobierno Nacional realzará una primera reunión de coordinación y planeación, junto con los voceros de cada una de las regiones y del sector privado para establecer los mecanismos que permitan sacar adelante los proyectos y leyes referentes a la obtención y manejo de recursos en el país.

“De esta reunión deben salir los lineamientos para que en adelante –digamos entre octubre de este año y junio del próximo– cada región establezca la priorización de sus proyectos y realice –en coordinación con el Gobierno nacional– una planificación plurianual”, resaltó el Presidente Santos.

En esa dirección, aseguró que el desarrollo de Colombia no se “tratará de pequeños proyectos locales, aislados, sin efectos ciertos en el desarrollo regional”, sino de megaobras que aumenten la competitividad productiva de la Nación.

Añadió que “queremos que las regiones se les midan por fin a los grandes proyectos que necesitan para dar un salto cuántico en su desarrollo económico y social, en su productividad y competitividad, en el bienestar de su gente”.

Destacó que entre las obras y grandes proyectos que requiere el país se deben incluir planes de conectividad, infraestructura vial, puertos o aeropuertos, acueductos, salud, educación, y distritos de riego, entre otros desarrollos que deben ser ejecutadas por los entes territoriales de manera autónoma, con sus propios recursos.

Así, el Presidente Santos puntualizó que mientras las regiones son autónomas, el Gobierno se enfocará en el diseño y control de modelos estandarizados de estudios, contratación, y auditoría, esto con el fin de garantizar el buen uso de los recursos en cada región.