12 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Noticortas

8 de agosto de 2010
8 de agosto de 2010

En el 2007 fue reemplazada por María Antonieta Collins, “presentadora” y desanimadora, mexicana. Toda comparación es odiosa, pero entre la mexicana y la colombiana, la segunda le lleva años de experiencia, conocimientos y encanto, sin embargo los directivos de Telemundo prefirieron a la especulativa Collins.
Para suerte de nuestra compatriota las puertas de Univisión se le abrieron. En esta cadena comenzó haciendo esporádicas presentaciones al lado de Bárbara Bermudo, la estrella de Primer Impacto. La salida de Fernando del Rincón, presentador de este espacio, le dio la oportunidad a Ilia de ser incluida en la nómina al lado de Sacha Prieto. Ilia tuvo más tiempo en cámara haciendo reportajes y notas periodísticas. Estos primeros logros y algunos reportajes que le hicieron en Colombia, en los que la proclamaban como una de las grandes de la televisión hispana de la Unión Americana, le subieron los humos a la cabeza. De ser la joven chévere, colaboradora, simpática y sencilla del canal, se convirtió en la mujer gritona a la que nada le gusta y todo lo cuestiona.

Precipitó la salida de Ricargo Mayorga

Durante el cubrimiento del mundial de Futbol de Sudáfrica, tuvo actitudes despectivas con periodistas colombianos, que se acercaron a saludarla. Cuando viví en Miami, en 1995, Armando Plata C, me comentó: “La gran estrella del periodismo deportivo en Miami es Ricardo Mayorga”. El Chupo tenía razón. Este comentarista era la estrella de Telemundo, lo que le significó ser contratado por Univisión. Actitudes como las que tiene Ilia con sus compañeros de canal y con sus colegas nacionales, le valieron la salida de Univision a Ricardo Mayorga. Ilia, a su edad, la madurez y humildad, son definitivas para lograr objetivos positivos. Recuerde: con una sonrisa comienza otra sonrisa.

El pueblo hastiado

En el año de los doscientos años de nuestro grito de independencia. Este lapso que debe ser capitalizado por los publicistas para recordarles a los habitantes de esta Colombia del siglo XXI, los hechos positivos de empresas y personajes que fueron definitivos en el desarrollo industrial y económico de este bello país. No debemos permitir que los afanes politiqueros borren de la memoria nacional, a quienes hicieron grande a la hoy flagelada COLOMBIA. Los que hoy posan de héroes, no son otra cosa que monumentos a la mediocridad y deshonestidad.-La memoria del país hay que refrescarla con grandes producciones de radio y televisión, no con apologías al crimen y a la delincuencia. De esta basura ya el pueblo esta hastiado.

Actitud descortés

Fabio Becerra Ruiz, es un incansable promotor de nuestra mejor identidad, el folclore. Se ha comprometido en buscar el reconocimiento a nivel internacional de la obra de Jorge Velosa, boyacense de pura raza. Fabio, para tal fin, viajó a New York con un delegación encabezada por el gobernador de Boyacá. Becerra quiso celebrar el bicentenario de nuestra independencia por todo lo alto en la gran manzana. Desafortunadamente los afanes de poder y figuración del “Sr” Adolfo Sánchez, Presidente del centro cívico colombiano y su actitud descortés y altanera para con la delegación nacional y las personalidades que fueron invitadas a este evento, de la Sra. Helen Marshall, presidenta del condado de Queens, del cónsul de Colombia, Dr, Noguera, echaron a perder las buenas intenciones del abogado y periodista Becerra Ruiz. Sin pérdida te tiempo,Fabio tomó un avión y viajó a Los Ángeles, para contactar a los organizadores de los premios Grammys y poner a consideración el aporte de Jorge Velosa a nuestro folclore andino.

La buena radio

Lulú Bernal: incansable devota de la obra de su padre Jorge Bernal qepd, pionero y hombre grande de nuestra radio. Gracias a su vocación de comunicador, Radio Santa Fe fue el gran fenómeno de sintonía a finales de los años cincuenta y comienzos de los sesenta, lapso dorado de nuestra radiodifusión, la de la radio espectáculo. Hoy, con todas las dificultades y cambios que se han producido en los medios de esparcimiento, Radio Santa Fe continua haciendo una buena y decente producción de radio. Lulú: para lograr una buena programación no hay que recurrir a personas que no aportan a la radio, por carecer de mística, vocación, no escribo ética, por que sencillamente desconocen el significado de esta palabra. Recuerda a tu hermano, Jorge, un enamorado de la buena radio y de resultados positivos, un director trasparente, a quien jamás lo contaminó la payola, cáncer que acabó con la radio musical nacional. Lulú: por el respeto a la tradición de la familia de Radio Santa Fe, espero que jamás este cáncer le llegue a la republicana y recordada frecuencia de los bogotanos.

Edgard Hozzman – Londonderry New Hampshire VIII- 8 -8 -10