30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Humberto Salcedo Jr una leyenda viva del periodismo deportivo

3 de agosto de 2010
3 de agosto de 2010

El padre de Humberto Jr., fue el fundador de La Dimayor y su primer presidente, Humberto Salcedo Fernández. El amor y mística por el fútbol lo heredó de su padre, quien lo apoyó en sus primeros afanes como jugador. Por Jairo Montes Conde, ex secretario del Club de Los Millonarios, en los comienzos de los 60s, tuve conocimiento de la calidad y vocación de Humberto por esta disciplina deportiva. Montes Conde recuerda a Humberto Jr., como un jugador técnico de gran habilidad y oficio con el balón. El Dr. Ochoa entrenador del primer plantel lo tenia en cuenta en las prácticas, por lo que Salcedo Jr., jugó al lado de Oscar Jamardo, Carlos Arango, Marino Klinger qepd, el pibe Diaz, Carlos Bolla, Ruben Pizarro, entre otros cracks de la época.

 Humberto estuvo a un paso del profesionalismo. Su actividad como periodista deportivo la comenzó en Radio El Sol de Todelar en Cali en 1966, al lado de dos grandes narradores, Joaquín Marino López y Fernando Franco García, los que se turnaban en la narración de los eventos: un domingo Marino, narraba y Franco Garcia atendía los compromisos publicitarios y promocionales.

 En 1969, por sugerencia de Armando Mocada Campuzano qepd, Humberto Salcedo Jr, viajó a Bogotá para integrar uno de los elencos periodísticos deportivos más recordados. Al lado de Moncada Campuzano, el ingeniero Hernán Peláez Restrepo, David Cañón y Jairo Alonso Vargas. Con Moncada Campuzano, quien fuera su gran amigo y compañero cubrió grandes eventos como Vueltas a Colombia y a México, Tours de Francia, Campeonatos y records mundiales de ciclismo, acompañando a Martin Emilio “Cochise” Rodriguez, el más grande deportista colombiano de todos los tiempos, para Salcedo Jr .

 Humberto ha sido también uno de los comentaristas de nuestro fútbol, que más ha asistido a campeonatos del mundo. Primero como aficionado y más tarde como periodista. Fue testigo del 4 a 4 de Colombia frente a La Unión de Republicas Socialistas en Chile 1962 y el gol olímpico de Marcos Coll. En las Olimpiadas de Munich vivió una de las más ingratas experiencias, el ataque terrorista en la Villa Olímpica.

 Humberto Salcedo Jr, fue testigo de los grandes sucesos y hazañas deportivas de la segunda mitad del siglo XX, vivió y disfrutó los años del “dorado” de nuestro fútbol, finales de los cuarenta, comienzos de los cincuenta. Hoy, después de sesenta años recuerda con satisfacción esta amable experiencia, en la que encontró a su gran ídolo, Alfredo Di Stefano, bautizado por el campeón, Carlos Arturo Rueda como “La saeta rubia”. Además de este dorado formó parte del elenco de los años dorados del periodismo deportivo, al lado de Hernán Peláez Restrepo, Jaime Ortiz Alvear q.e.p.d, Óscar Restrepo Pérez, “trapito”, Weimar Muñoz C, Carlos Arturo Rueda C. qepd, Armando Mocada Campuzano qepd, Jorge Campuzano, Marco Antonio Bustos, qepd, Pastor Londoño P, Gabriel Muñoz L, Jaime Tobón de la Roche, qepd. Oscar Rentería- Armando Moncada C, lejos el mejor narrador de futbol, para Humberto, lo llevó en su proyecto Prodeportivo, empresa que tuvo como base a Radio Sutatenza. Allí Salcedo Jr le dio la alternativa a dos futuras estrellas del periodismo deportivo, Hammer Londoño y Carlos Antonio Vélez.- Humberto Salcedo Jr, toda una leyenda viva del periodismo deportivo. Hoy al frente de su “kinder de Carulla” en Bulevar Niza, rodeado de un combo chévere integrado, por exmilitares, abogados, ex futbolistas y otros profesionales en uso de buen retiro.

 Humberto, recuerda con alegría sus grandes experiencias, las que vivió a lo largo de más de un tercio de siglo recorriendo buena parte de la geografía de los cinco continentes. Salcedo Jr fue un periodista a quien la  experiencia le dio valor a su palabra, lo que le valió el mote de, “palabra de dios”. Firme en sus conceptos y altivo para nunca agachar la cabeza, comenta al respecto: “el tener la personalidad de criticar libremente en lo que creo o no creo, me dio identidad”. Sus años hoy tienen la prisa de los vientos del otoño, la magia de la devoción por su vocación lo lleva a evocar los momentos más amables de su ayer. Es consciente que para sus amados y añorados días ya no hay retorno. Ellos están en la eternidad de su memoria. Salcedo Jr eligió a sus pocos amigos, por sus valores morales e intelectuales y por su lealtad. No todos sus compañeros fueron sus amigos, los que lo fueron hoy lo continúan acompañando: Jairo Alonso Vargas, Orlando Acevedo “el Stuka” Jairo Montes C,y Luis Eber España. Sin embargo recuerda con cariño al Ingeniero Hernán Pelaez y al “Trapito” Oscar Restrepo P, a quienes considera dos grandes compañeros y profesionales.

Humberto Salcedo Jr una leyenda viva del periodismo deportivo.

 

Humberto Salcedo Jr., lo conocí a comienzos de los años 70s decenio en el que brilló con luz propia como periodista deportivo. Al lado de Hernán Pelaez R, Jaime Ortiz Alvear q.e.p.d., Oscar Rentería, Mario Alfonso Escobar, fueron los pioneros de esta modalidad periodística en radio, la que más tarde tendría eco en la televisión nacional.- El padre de Humberto Jr., fue el fundador de La Dimayor y su primer presidente, Humberto Salcedo Fernández. El amor y mística por el fútbol lo heredó de su padre, quien lo apoyó en sus primeros afanes como jugador. Por Jairo Montes Conde, ex secretario del Club de Los Millonarios, en los comienzos de los 60s, tuve conocimiento de la calidad y vocación de Humberto por esta disciplina deportiva. Montes Conde recuerda a Humberto Jr., como un jugador técnico de gran habilidad y oficio con el balón. El Dr. Ochoa entrenador del primer plantel lo tenia en cuanta en las prácticas, por lo que Salcedo Jr., jugó al lado de Oscar Jamardo, Carlos Arango, Marino Klinger qepd, el pibe Diaz, Carlos Bolla, Ruben Pizarro, entre otros cracks de la época.

 Humberto estuvo a un paso del profesionalismo. Su actividad como periodista deportivo la comenzó en Radio El Sol de Todelar en Cali en 1966, al lado de dos grandes narradores, Joaquín Marino López y Fernando Franco García, los que se turnaban en la narración de los eventos: un domingo Marino, narraba y Franco Garcia atendía los compromisos publicitarios y promocionales.

 En 1969, por sugerencia de Armando Mocada Campuzano qepd, Humberto Salcedo Jr, viajó a Bogotá para integrar uno de los elencos periodísticos deportivos más recordados. Al lado de Moncada Campuzano, el ingeniero Hernán Peláez Restrepo, David Cañón y Jairo Alonso Vargas. Con Moncada Campuzano, quien fuera su gran amigo y compañero cubrió grandes eventos como Vueltas a Colombia y a México, Tours de Francia, Campeonatos y records mundiales de ciclismo, acompañando a Martin Emilio “Cochise” Rodriguez, el más grande deportista colombiano de todos los tiempos, para Salcedo Jr .

 Humberto ha sido también uno de los comentaristas de nuestro fútbol, que más ha asistido a campeonatos del mundo. Primero como aficionado y más tarde como periodista. Fue testigo del 4 a 4 de Colombia frente a La Unión de Republicas Socialistas en Chile 1962 y el gol olímpico de Marcos Coll. En las Olimpiadas de Munich vivió una de las más ingratas experiencias, el ataque terrorista en la Villa Olímpica.

 Humberto Salcedo Jr, fue testigo de los grandes sucesos y hazañas deportivas de la segunda mitad del siglo XX, vivió y disfrutó los años del “dorado” de nuestro fútbol, finales de los cuarenta, comienzos de los cincuenta. Hoy, después de sesenta años recuerda con satisfacción esta amable experiencia, en la que encontró a su gran ídolo, Alfredo Di Stefano, bautizado por el campeón, Carlos Arturo Rueda como “La saeta rubia”. Además de este dorado formó parte del elenco de los años dorados del periodismo deportivo, al lado de Hernán Peláez Restrepo, Jaime Ortiz Alvear q.e.p.d, Óscar Restrepo Pérez, “trapito”, Weimar Muñoz C, Carlos Arturo Rueda C. qepd, Armando Mocada Campuzano qepd, Jorge Campuzano, Marco Antonio Bustos, qepd, Pastor Londoño P, Gabriel Muñoz L, Jaime Tobón de la Roche, qepd. Oscar Rentería- Armando Moncada C, lejos el mejor narrador de futbol, para Humberto, lo llevó en su proyecto Prodeportivo, empresa que tuvo como base a Radio Sutatenza. Allí Salcedo Jr le dio la alternativa a dos futuras estrellas del periodismo deportivo, Hammer Londoño y Carlos Antonio Vélez.- Humberto Salcedo Jr, toda una leyenda viva del periodismo deportivo. Hoy al frente de su “kinder de Carulla” en Bulevar Niza, rodeado de un combo chévere integrado, por exmilitares, abogados, ex futbolistas y otros profesionales en uso de buen retiro.

 Humberto, recuerda con alegría sus grandes experiencias, las que vivió a lo largo de más de un tercio de siglo recorriendo buena parte de la geografía de los cinco continentes. Salcedo Jr fue un periodista a quien la  experiencia le dio valor a su palabra, lo que le valió el mote de, “palabra de dios”. Firme en sus conceptos y altivo para nunca agachar la cabeza, comenta al respecto: “el tener la personalidad de criticar libremente en lo que creo o no creo, me dio identidad”. Sus años hoy tienen la prisa de los vientos del otoño, la magia de la devoción por su vocación lo lleva a evocar los momentos más amables de su ayer. Es consciente que para sus amados y añorados días ya no hay retorno. Ellos están en la eternidad de su memoria. Salcedo Jr eligió a sus pocos amigos, por sus valores morales e intelectuales y por su lealtad. No todos sus compañeros fueron sus amigos, los que lo fueron hoy lo continúan acompañando: Jairo Alonso Vargas, Orlando Acevedo “el Stuka” Jairo Montes C,y Luis Eber España. Sin embargo recuerda con cariño al Ingeniero Hernán Pelaez y al “Trapito” Oscar Restrepo P, a quienes considera dos grandes compañeros y profesionales.

Humberto Salcedo Jr una leyenda viva del periodismo deportivo.

 

Humberto Salcedo Jr., lo conocí a comienzos de los años 70s decenio en el que brilló con luz propia como periodista deportivo. Al lado de Hernán Pelaez R, Jaime Ortiz Alvear q.e.p.d., Oscar Rentería, Mario Alfonso Escobar, fueron los pioneros de esta modalidad periodística en radio, la que más tarde tendría eco en la televisión nacional.- El padre de Humberto Jr., fue el fundador de La Dimayor y su primer presidente, Humberto Salcedo Fernández. El amor y mística por el fútbol lo heredó de su padre, quien lo apoyó en sus primeros afanes como jugador. Por Jairo Montes Conde, ex secretario del Club de Los Millonarios, en los comienzos de los 60s, tuve conocimiento de la calidad y vocación de Humberto por esta disciplina deportiva. Montes Conde recuerda a Humberto Jr., como un jugador técnico de gran habilidad y oficio con el balón. El Dr. Ochoa entrenador del primer plantel lo tenia en cuanta en las prácticas, por lo que Salcedo Jr., jugó al lado de Oscar Jamardo, Carlos Arango, Marino Klinger qepd, el pibe Diaz, Carlos Bolla, Ruben Pizarro, entre otros cracks de la época.

 Humberto estuvo a un paso del profesionalismo. Su actividad como periodista deportivo la comenzó en Radio El Sol de Todelar en Cali en 1966, al lado de dos grandes narradores, Joaquín Marino López y Fernando Franco García, los que se turnaban en la narración de los eventos: un domingo Marino, narraba y Franco Garcia atendía los compromisos publicitarios y promocionales.

 En 1969, por sugerencia de Armando Mocada Campuzano qepd, Humberto Salcedo Jr, viajó a Bogotá para integrar uno de los elencos periodísticos deportivos más recordados. Al lado de Moncada Campuzano, el ingeniero Hernán Peláez Restrepo, David Cañón y Jairo Alonso Vargas. Con Moncada Campuzano, quien fuera su gran amigo y compañero cubrió grandes eventos como Vueltas a Colombia y a México, Tours de Francia, Campeonatos y records mundiales de ciclismo, acompañando a Martin Emilio “Cochise” Rodriguez, el más grande deportista colombiano de todos los tiempos, para Salcedo Jr .

 Humberto ha sido también uno de los comentaristas de nuestro fútbol, que más ha asistido a campeonatos del mundo. Primero como aficionado y más tarde como periodista. Fue testigo del 4 a 4 de Colombia frente a La Unión de Republicas Socialistas en Chile 1962 y el gol olímpico de Marcos Coll. En las Olimpiadas de Munich vivió una de las más ingratas experiencias, el ataque terrorista en la Villa Olímpica.

 Humberto Salcedo Jr, fue testigo de los grandes sucesos y hazañas deportivas de la segunda mitad del siglo XX, vivió y disfrutó los años del “dorado” de nuestro fútbol, finales de los cuarenta, comienzos de los cincuenta. Hoy, después de sesenta años recuerda con satisfacción esta amable experiencia, en la que encontró a su gran ídolo, Alfredo Di Stefano, bautizado por el campeón, Carlos Arturo Rueda como “La saeta rubia”. Además de este dorado formó parte del elenco de los años dorados del periodismo deportivo, al lado de Hernán Peláez Restrepo, Jaime Ortiz Alvear q.e.p.d, Óscar Restrepo Pérez, “trapito”, Weimar Muñoz C, Carlos Arturo Rueda C. qepd, Armando Mocada Campuzano qepd, Jorge Campuzano, Marco Antonio Bustos, qepd, Pastor Londoño P, Gabriel Muñoz L, Jaime Tobón de la Roche, qepd. Oscar Rentería- Armando Moncada C, lejos el mejor narrador de futbol, para Humberto, lo llevó en su proyecto Prodeportivo, empresa que tuvo como base a Radio Sutatenza. Allí Salcedo Jr le dio la alternativa a dos futuras estrellas del periodismo deportivo, Hammer Londoño y Carlos Antonio Vélez.- Humberto Salcedo Jr, toda una leyenda viva del periodismo deportivo. Hoy al frente de su “kinder de Carulla” en Bulevar Niza, rodeado de un combo chévere integrado, por exmilitares, abogados, ex futbolistas y otros profesionales en uso de buen retiro.

 Humberto, recuerda con alegría sus grandes experiencias, las que vivió a lo largo de más de un tercio de siglo recorriendo buena parte de la geografía de los cinco continentes. Salcedo Jr fue un periodista a quien la  experiencia le dio valor a su palabra, lo que le valió el mote de, “palabra de dios”. Firme en sus conceptos y altivo para nunca agachar la cabeza, comenta al respecto: “el tener la personalidad de criticar libremente en lo que creo o no creo, me dio identidad”. Sus años hoy tienen la prisa de los vientos del otoño, la magia de la devoción por su vocación lo lleva a evocar los momentos más amables de su ayer. Es consciente que para sus amados y añorados días ya no hay retorno. Ellos están en la eternidad de su memoria. Salcedo Jr eligió a sus pocos amigos, por sus valores morales e intelectuales y por su lealtad. No todos sus compañeros fueron sus amigos, los que lo fueron hoy lo continúan acompañando: Jairo Alonso Vargas, Orlando Acevedo “el Stuka” Jairo Montes C,y Luis Eber España. Sin embargo recuerda con cariño al Ingeniero Hernán Pelaez y al “Trapito” Oscar Restrepo P, a quienes considera dos grandes compañeros y profesionales.

Edgard Hozzman

Londonderry New Hampshire- VIII-2-10-