18 de agosto de 2022
Directores
Evelio Giraldo Ospina
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez

Gobierno diseña estrategia para hacer productivos los giros de los migrantes a Colombia

15 de julio de 2010
15 de julio de 2010

Bogotá, 15 jul. El Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Relaciones Exteriores presentaron este jueves un diagnóstico y una estrategia económica que busca mejorar el funcionamiento de los sistemas de remesas y giros de los trabajadores colombianos en el exterior, como parte de la Política Integral Migratoria del país.

La estrategia tiene como objetivo capitalizar productivamente este rubro que es equivalente a más de la mitad de los ingresos que percibe el país por inversión extranjera directa.

Las recomendaciones económicas se hacen dentro de la Política Integral Migratoria aprobada por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) y parten de los obstáculos identificados en la normatividad cambiara, la inversión extranjera y los servicios de los pagadores y receptores de giros, para canalizar estas transferencias hacia el ahorro y la inversión productiva.

La estrategia de aprovechamiento productivo que plantea el Gobierno para estas divisas no busca forzar el ahorro o gasto, sino por el contrario, establecer políticas que afecten la economía de manera indirecta, al facilitar los envíos a través del sistema financiero, la reducción de costos, y la mayor oferta de bienes y servicios para los receptores de remesas, entre otras medidas.

Las conclusiones parten de la constatación de que el gasto recurrente no necesariamente es improductivo ya que aporta al consumo, al ahorro e igualmente, a la salud y la educación, que repercuten en la disminución de la pobreza y la inversión en el capital humano.

Según el estudio, los mecanismos que potencialmente redundarían en un mejor uso de las remesas, deben ampliar el poder de decisión que tienen los emigrantes sobre el uso de los giros y facilitar la provisión de bienes y servicios, particularmente financieros, a los receptores de las transferencias, que permitan ampliar el portafolio de inversión para los giros del migrante; reducir sus costos e incentivar la bancarización de estos bienes y servicios.

Alternativas

Para su implementación se instaló la mesa de remesas de la Comisión Intersectorial para las migraciones.

Se exploran oportunidades para que la empresa estatal de correos 4-72 o el Banco Agrario puedan convertirse en pagadores de remesas y se estudia la posibilidad de utilizar la Tarjeta Consular como instrumento efectivo para que los colombianos en el exterior accedan a los servicios financieros en su país de residencia.

También se adelantan estudios con el Banco de la República para discutir temas de evaluación de trámites, así como para desarrollar iniciativas privadas y bancarizadas, como la apertura de cuentas para no residentes que permitan direccionar sus giros hacia los usos preferidos y el acceso a productos innovadores como la banca móvil, entre otras medidas ya adelantadas.

El Director General del Departamento Nacional de Planeación, Esteban Piedrahita, afirmó que Colombia ocupa el tercer lugar en flujos de remesas en la región de América Latina y el Caribe, después de Brasil y México.

El año anterior, pese a la lenta recuperación de los países desarrollados afectados por la crisis de 2008, Colombia recibió un total cuatro mil 145 millones de dólares por estas transferencias.