15 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia no puede quedar ignorante de lo que hicieron los paramilitares, dice Fiscal

8 de julio de 2010
8 de julio de 2010

En su intervención ante los familiares de las víctimas y autoridades nacionales e internacionales manifestó que “Colombia no puede quedar ignorante de lo que hicieron estas personas (los miembros de las autodefensas); los familiares deben quedar con la satisfacción de que por lo menos se ha hecho lo necesario para que haya justicia”.

Agregó que las “víctimas tienen derechos y nosotros la obligación constitucional y legal de satisfacer esos derechos y no dejaremos de exigir a todas las instituciones del país para que pongan todo el interés y estos hechos no se vuelvan a repetir”.

Al referirse a las cuatro hermanas afirmó que “ellas murieron sin ninguna razón, sin móvil alguno porque eran personas comunes y corrientes, y por eso hay que rendirles un homenaje porque son mártires”, concluyó.

LOS HECHOS

Las hermanas Yenny Patricia, Mónica Liliana, Nelsy Milena Galárraga Meneses y María Nelly Ramírez Meneses fueron desaparecidas el 1 de enero de 2001 por miembros del Bloque Sur de las autodefensas, quienes posteriormente las ultimaron.

El lugar donde estaban los restos de las víctimas fue ubicado por medio de la investigación adelantada por la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y Paz. Así, el 13 de febrero de 2010 funcionarios de la citada Unidad exhumaron los cuatro cuerpos en el sector Los Mangos, vereda Nueva Risaralda en jurisdicción de la inspección de La Dorada (Putumayo).

Luego de la diligencia de exhumación peritos del Instituto Nacional de Medicina y Legal y Ciencias Forenses analizaron los restos y establecieron la plena identidad de las víctimas, al igual que las causas de las muertes.

Durante este proceso la Unidad Nacional de Justicia y Paz estuvo acompañada por la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que brindó asesoría para aplicar los estándares internacionales de derechos humanos.