4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«El Pepillo Marín» se recupera satisfactoriamente

27 de junio de 2010
27 de junio de 2010

plantilla

Por José Octavio Marín Naranjo
pepe_1

Dios y la vida me han dado nuevamente la oportunidad de sentarme frente al computador a escribir esta nota, cinco días después de bordear los límites de la pelona que estuvo a punto de llevarme a la eternidad.

Un espantoso dolor en el pecho que se prolongo por espacio de varios minutos, fue el campanazo de alerta que estremeció mi organismo y el cual me condujo a ser ingresado de urgencias a la Clínica de Saludcoop en Armenia. Durante los primeros minutos de atención tuve la sensación que la vida se acababa,  que había llegado mi turno y que no alcanzaría a celebrar el día del padre, que la partida era inevitable; en cuestión de segundos ingrese a un profundo túnel y por mi debilitada mente hizo recorrido varios pasajes de mi existencia hasta cuando sorpresivamente vi como regresaba del laberinto, lejanamente sentía el esfuerzo de quienes me atendían para recuperar mi vida y al abrir los ojos pude constatar que me había salvado, que no era mi turno y así fue. La noche fue bien complicada en medio de todas las atenciones logoSaludCoopposibles en la sala de urgencias de la Clínica Saludcoop; el miércoles ya en la UCI Unidad de Cuidados Intensivos, chequeos, exámenes, eco cardiograma, electrocardiogramas, agujas a las cuales les tengo el pavor, y finalmente la decisión de los especialistas de trasladarme hasta la Clínica de Pereira donde se me  practicó vía arteria femoral la colocación de dos Stent uno de 4.5×14 MM y el segundo Stent de 3.5×23 MM en Circunfleja, quedando pendiente la instalación de un tercer Stent  para dentro de cuatro semanas.

Nos salvamos

El inesperado golpe al corazón naturalmente afecta momentáneamente una serie de procesos que venimos desarrollando, pero esto no quiere decir que tengan que desaparecer, por el contrario, con absoluta  responsabilidad, cordura, calma y una total paciencia le daremos tiempo al tiempo para seguir diseñando las estrategias correspondientes.
Hoy ante al computador y a través del ventanal de mi hogar que da de frente al Parque de la Vida le doy infinitas gracias al Creador por darme un nuevo aire de vida, miro a Café Quindío Gourmet o al Hotel Armenia  lugares donde llegan tantos ciudadanos reconocidos y me digo cómo es de bella la vida, veo pasar vehículos, transeúntes y llego a la conclusión que no era todavía mi día o la hora de la partida, que estuvimos cerca muy cerca pero que las horas, los días, las semanas, los meses o tal vez los años fueron alargados, y que Dios me dio una nueva oportunidad.

Gracias

En estos momentos duros, sentí la presencia de mis amigos, pero en especial de la senadora amparoelecta Amparo Arbeláez Escalante, dama de carácter templado pero de corazón dulce y bondadoso, durante las horas criticas estuvo a mi lado teniendo la delicadeza de acompañarme en el tratamiento que me fue practicado en Pereira, mi  gobernadora, mi senadora, Dios le recompensará por ese corazón noble y desinteresado;  Carlos Alberto Arturo Martínez Gerente de nuestro Canal CNC en el Quindío tomó como  suya esta  emergencia que era la mía, gracias Carlos; Carlos Enrique López Murillo Alcalde de Calarcá reapareció cuando el amigo lo necesitaba; al politólogo y analista Álvaro Muriel, al  emptodosresario Javier Ortiz, a la candidata a la alcaldía de Armenia Luz Piedad Valencia, a mi querida alcaldesa de Circasia Patricia Mora, al  profesor Antonio Rocha Cardozo quien desde Bogotá no ahorro esfuerzo para saber sobre mi estado de salud, al joven abogado Mauricio Jara,  Carlos Alberto Noreña, Fabián Orozco, el periodista Luis Fernando Henao a mis colegas que se preocuparon por mi caso y cada uno de aquellos que en su fondo se interesaron por mi salud un perenne agradecimiento.

Finalmente quiero hacer un reconocimiento a la Clínica Saludcoop del Quindío, por su atención, su profesionalismo, su responsabilidad; desde hace diez años he pertenecido como cotizante y beneficiario a esa entidad y hoy me siento orgulloso de ser parte de su familia. Al médico Juan Carlos Giraldo Coordinador de la entidad mil gracias, médico quedo empeñado; a cada uno de los especialistas, médicos, enfermeras o enfermeros jefes y auxiliares por brindarme una mano cariñosa. Y a mi familia todo absolutamente todo. Mil gracias.
Hoy me tocó a mí mañana quién sabe a quién. Lo que si les puedo decir es que la salud es lo más importante para tener una vida sana, cuidémosla, porque sorpresa nos da la vida.

Esperamos normalizar en el transcurso de la semana esta columna y regresar a mi querida empresa CNC Noti20 la Noticia del Quindío y al proyecto Eje Noticias la otra noticia escrita de los quindianos.