16 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los desafueros militares

13 de junio de 2010

En el caso del coronel en retiro del Ejército Luis Alfonso Plazas Vega la justicia, mediante una condena de 30 años de cárcel  proferida por la juez  María Stella Jara Gutiérrez,  lo  está castigando por el delito de  desaparición  forzada de 11 civiles durante los hechos del Palacio de Justicia, ocurridos el día miércoles 6 de noviembre de 1985.

La denóminada "Toma del Palacio de Justicia, también llamada "Operación Antonio Nariño por los Derechos del Hombre" fue un asalto perpetrado  por un comando de guerrilleros del Movimiento 19 de abriol (M.19);  en estos hechos hubo un saldo de 55 muertos, entre ellos 11 Magistrados, y  11 personas más también fueron consideradas como desaparecidos al no conocerse su paradero y por esta  situación es que se condenó al coronel del Ejército Nacional de Colombia,  Luis Alfonso Plazas Vega.

Lo peor en este desafuero militar es que  en aras de cumplir el deber se presentó  otra situación gravísima como lo fue la muerte de esas 11  personas tal y como también ha ocurrido  en los casos de los llamados  "falsos positivos",  modalidad  de  asesinatos  practicados por miembros de las Fuerzas Militares  colombianas y que, según datos extraoficiales, superan las 2.000 víctimas en todo el país.

En el  proceso al coronel Plazas Vega en lugar de perjudicar a todo el estamento de  las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional,  es decir la "Fuerza Pública" Nacional  según lo indica la Constitución Política de Colombia,   como institucion  la beneficia debido a que  pone a todos sus integrantes  de presente que  en el marco de sus deberes y obligaciones no pueden   desaparecer, torturar, ni asesinar personas.

Resulta pertinente señalar que el calificativo de desafuero militar  para este hecho  se presentó  debido a que lo cometió   una persona que era  una autoridad  y su realización concreta resultó contra la ley, la justicia y la razón:  además, porque  perjudicó a muchas  personas.

Es  contundente la conclusión de la  Revista "SEMANA"  (edición 1467, del día l3 de junio de 2010), al aseverar que, "sin embargo, la parábola del caso Plazas es que, más allá de si es culpable o inocente, no todo se vale en la guerra".

Jorge Enrique Giraldo Acevedo
[email protected]