4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Correa: Chuzadas del DAS podrían ser obstáculo para restablecimiento de relaciones

30 de junio de 2010
30 de junio de 2010

"Como Gobierno vamos a trabajar por lo pronto con la versión del DAS y del Gobierno colombiano, diciendo que es falso lo que ha denunciado uno de sus ex agentes, pero obviamente se tendrá que realizar una investigación exhaustiva", anunció el mandatario durante una rueda de prensa.

"Desde el fondo de mi corazón deseo fervientemente que esto sea falso", sostuvo Correa, quien advirtió que de comprobarse las denuncias sería un obstáculo para la restauración de los lazos diplomáticos entre ambas naciones.

Según una publicación del diario ecuatoriano El Universo, en el año 2008 se interceptaron los teléfonos del presidente Correa y de otros altos funcionarios de Ecuador.

De acuerdo con la fuente, se ejecutó la Operación Salomón, que consistía en obtener información de las acciones del Estado dirigido por Correa y otros de corte progresista, tras el bombardeo militar del Ejército colombiano en territorio ecuatoriano para liquidar un campamento temporal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2008.

El bombardeo, planificado por el entonces ministro de Defensa y presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, dejó como saldo 26 fallecidos, entre ellos el número dos de las FARC, Raúl Reyes, cuatro universitario mexicanos y un civil ecuatoriano. Desde entonces Quito y Bogotá rompieron lazos diplomáticos.

Al parecer se alquilaron, días después del ataque, varios apartamentos en Quito (capital), para montar una "plataforma móvil" que interceptara cada llamada que saliera o entrada desde la oficina del mandatario ecuatoriano.

En este sentino, Correa afirmó que las investigaciones de la Fiscalía General del Estado se harán paralelamente a las que realizan los departamentos de Seguridad e Inteligencia.

Correa subrayó que "extremadamente grave" sería que el actual presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y el entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, hayan tenido conocimiento de las posibles intercepciones telefónica por parte del DAS en territorio ecuatoriano.

"Si se está espiando al Presidente de Ecuador y al Gobierno ecuatoriano, a altas autoridades, si se ha comprado, como dice la denuncia, a funcionarios del Consulado ecuatoriano en Colombia,  con conocimiento del actual presidente Uribe y del entonces ministro de Defensa Santos , no solo que sería un obstáculo para reanudar las relaciones bilterales, tendríamos que volver a romper las relaciones diplomáticas, eso es extremadamente grave, grave, gravísimo", enfatizó.

Al ser interrogado sobre si el reclamo se llevará a instancias internacionales, el gobernante indicó que no quiere "especular sobre especulaciones" y reiteró que "asumiremos como el punto de partida, como la verdad hasta que se demuestre lo contrario la versión del DAS y del Gobierno colombiano".
 
teleSUR-Andes/yi – MM