16 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Conpes propone nuevos retos y adiciona dos líneas de acción

29 de junio de 2010
29 de junio de 2010

Se orientarán a fortalecer el sistema institucional (Sistema Nacional de Competitividad) y hacer un acercamiento a la implementación local de esta política, a partir de las planeaciones formuladas por cada región (Planes Regionales de Competitividad).

El nuevo documento Conpes “Informe de seguimiento a la Política Nacional de Competitividad y Productividad”, evalúa el avance de la política política desde su incidencia en la economía global y desde la verificación de los avances de cada uno de los 15 planes de acción que fueron establecidos en el Conpes 3527 de 2008, con el fin de promover la competitividad en el país 5 puntos básicos: el desarrollo de sectores o clusters de clase mundial; la promoción de un salto en la productividad y el empleo; el aumento de la formalización empresarial y laboral; el fomento de la ciencia, la tecnología y la innovación; y la creación de estrategias transversales de promoción de la competencia y la inversión.

La revisión del grado de cumplimiento de los planes de acción, resultó en el planteamiento, por cada plan, de nuevos retos y acciones, con el fin de permitir al país avanzar con mayor velocidad en competencia y en un mejor ambiente de negocios frente a otros países.

Entre los nuevos retos que surgen del informe están, por ejemplo, profundizar en la
internacionalización de la economía mediante acuerdos comerciales y de inversión; mejorar la reglamentación de la Ley de Convergencia Contable; incorporar la asociatividad empresarial y el desarrollo de clusters a la política de desarrollo productivo regional; e incentivar la inversión del sector productivo en Ciencia, Tecnología e Innovación mediante el fácil acceso a beneficios tributarios.

El documento Conpes hace también énfasis en la necesidad de estudiar mecanismos alternativos de financiamiento para las iniciativas de desarrollo productivo departamental y regional, que permitan aumentar la oferta y la flexibilidad de los instrumentos de desarrollo empresarial disponibles a escala local y que además, puedan incluirse dentro de la vigencia presupuestal 2012.

Igualmente, el documento invita a incorporar a la discusión pública nuevos desafíos en materia de competitividad, como estimular la formalización laboral y empresarial mediante una Ley Proformalización de trámites y procesos sencillos; garantizar una mayor inversión en ciencia, tecnología e innovación mediante nuevos mecanismos de inversión del sector privado en CTI y nuevas alianzas entre academia, centros de investigación, instituciones técnicas y sector productivo; mejorar la calidad de la educación y la cobertura de programas técnicos; simplificar la regulación del sector de gas natural; promover la participación de los inversionistas institucionales en la financiación de obras de infraestructura y evaluar las plataformas logísticas en Zonas Francas, entre otras medidas.

La evaluación de la política mostró igualmente, un avance significativo del país en competitividad en los últimos años con respecto a la región y el mundo. El estudio Doing Business del Banco Mundial, que evalúa la facilidad para hacer negocios, otorgó a Colombia en el 2009 el primer puesto en América Latina y la calificó entre los diez países más reformadores del mundo en tres años consecutivos (Colombia pasó de la posición 66 en el 2006 a la 37 ese año). Igualmente, en el escalafón del Fondo
Económico Mundial (FEM) el país mejoró cinco puestos en el mismo año y 6 posiciones en el Anuario de Competitividad Mundial del International Institute for Management Development (IMD) en el 2010.