21 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Chávez espera que nuevo gobierno de Colombia retire bases militares de EE.UU.

25 de junio de 2010
25 de junio de 2010

"Ojalá el Gobierno de Colombia retire las bases EE.UU. del territorio colombiano, se habla mucho del cambio, del respeto, ojalá el nuevo presidente de Colombia algún día, al menos reconozca que fue un error aquella grosera y salvaje invasión al territorio de Ecuador", subrayó el mandatario en la X Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) que se lleva a cabo en Otavalo (norte), Ecuador.

"Hemos saludado al Gobierno electo de Colombia pero hemos recurrido a lo que dice la sagrada Biblia, por sus frutos los conoceréis", expresó Chávez sobre la gestión del próximo mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, ganador en la segunda vuelta del pasado 20 de junio.

Agregó que espera que no sea reivindicado lo que se conoce en la Casa de Nariño (sede de la Presidencia en Colombia) como la doctrina del ataque preventivo.

"Nosotros estamos evaluando, habrá que ver si es verdad que el nuevo Gobierno de Colombia viene a recuperar las sendas del respeto entre nosotros, habrá que esperar los hechos", manifestó el mandatario mientras insistió en ver "qué pasa con las bases militares, con los vecinos de Colombia".

Sobre las tensas relaciones que se mantienen entre Colombia, Ecuador y Venezuela, el presidente latinoamericano dijo que el Gobierno de Bogotá "se convirtió en un peón del imperialismo para tratar de llevar a una guerra entre nosotros y dividirnos".

Sostuvo que el imperio "seguirá desplegando toda su fuerza, utilizando a las burguesías de cada país para tratar de dividirnos, nosotros tenemos que usar toda nuestra fuerza, conciencia e inteligencia para continuar uniéndonos, no está consolidada la unidad, estamos lejos de lograrla", observó Chávez en su alocución en el norteño Otavalo.

"No permitamos a nadie que se preste al juego imperial para retardar la unidad, el ALBA tiene que seguir dando el ejemplo y construirse al calor de los pueblos indígenas, afrodescendientes, campesinos, soldados, que también somos pueblo", dijo.

Respecto a la cumbre, resaltó la presencia de todas las personalidades que asistieron a la cita regional, así como a "los líderes indígenas, organizaciones de los pueblos afrodescendientes, cancilleres, ministros, y demás "hermanos de la Patria grande".

"En Ecuador está en marcha una revolución y más allá de Ecuador, en nuestra América está en marcha una verdadera revolución", indicó el mandatario venezolano.

"Es Ecuador", prosiguió, "uno de los primeros epicentros de esta revolución, sólo ocurre en revoluciones cuando despiertan los pueblos y Ecuador desde sus más profundas raíces despertó y los pueblos aborígenes, indígenas, afrodescendientes forman parte de la esencia de este pueblo".

El dirigente latinoamericano considera "que el mundo está en un caos" por la dificultad que comprende consolidar la unidad de los pueblos y levantar la soberanía libre del colonialismo y las cadenas del pasado.

"Aquí estamos convocados por (el presidente Rafael) Correa para seguir impulsando la Alianza Bolivariana que no es otra cosa que la vanguardia de la Patria grande, construyendo la Patria grande", expresó.

Nuevamente pidió respeto a la soberanía de los pueblos del mundo de parte de las potencias mundiales.

Por otro lado, el Ejecutivo de Venezuela recordó que este fin de semana se cumple un año desde el golpe de Estado perpetrado contra el hoy en día ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya, cuya nación está ahora dirigida por el polémico gobernante Porfirio Lobo, electo en unos comicios bajo un régimen de facto.

Sobre ese aspecto, Chávez señaló que "es la ofensiva de la oligarquía que nos obliga a fortalecer la unidad de nuestro pueblo, es la única garantía de continuidad de nuestra Revolución".

Reiteró que "aquí está la alianza bolivariana más sólida que nunca, más unida que nunca (…) nosotros tenemos moral y todos los Gobiernos que estamos aquí para pedir unidad dentro de las más grandes diversidades de nuestros pueblos".

Añadió que "estamos en una batalla que cada día exigirá más de nosotros, de todos los líderes de las corrientes populares, exigirá mucha conciencia" para lograr los cambios estructurales.

Destacó el trabajo progresista de países como Ecuador, anfitrión del encuentro, para erigir a su pueblo, derrotar a la oligarquía y "de elegir a Rafael Correa para que los conduzca en esta etapa de la historia del despertar" de ese país.

"Ha amanecido el mundo, es un amanecer que requiere de mucha unidad, de mucha conciencia, ya basta de tantas derrotas, llegó la hora de la victoria de nuestro pueblo", señaló Chávez, y agregó que "la independencia no ha terminado, nos toca terminar la obra, no podemos fallarle al pasado, al presente o al futuro", finalizó.
 
teleSUR / dg – PR