31 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Jorge Aníbal Gómez reemplazo de Camilo Ospina en terna para Fiscal

12 de mayo de 2010
12 de mayo de 2010

Con esta designación el gobierno crea un clima propicio para que la Corte provea este cargo, vacante desde el retiro del titular, Mario Iguarán, el 31 de julio del año pasado.

Jorge Aníbal Gómez Gallego es Abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, con especialización en Derecho Penal y Criminología de la Universidad de Medellín.

Con 36 años de experiencia en el sector justicia, ha sido Magistrado de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Antioquia, Fiscal Delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Antioquia, Juez Superior de Medellín, Juez Penal del Circuito de Medellín, Juez Civil Municipal de Fredonia (Antioquia) y Escribiente del Juzgado Superior de Medellín.

También ha hecho estudios de filosofía y cooperativismo. Ha sido profesor de Derecho Penal en la Universidad del Rosario, la Universidad Autónoma de Bucaramanga, la Universidad Sergio Arboleda, la corporación Universitaria de Ibagué y la Universidad de Salamanca en España.

El nuevo candidato
La Silla Vacía

El nuevo candidato

Jorge Aníbal Gómez parece escogido a la medida de la Corte. Es un abogado antioqueño con experiencia de más de tres décadas en la Rama Judicial. Fue juez municipal, pasó por los tribunales de Antioquia, por la Fiscalía General de la Nación, como fiscal delegado ante la Corte Suprema y fue magistrado de la sala penal de la Corte Suprema, de la cual fue presidente. Es profesor de varias universidades de corte conservador como las universidades Católica, Santo Tomás El Rosario y Sergio Arboleda y actualmente es litigante y abogado particular (ver hoja de vida).

En 2003, Uribe lo condecoró con la Medalla José Ignacio de Márquez categoría oro, por merecimientos excepcionales y su contribución a enriquecer la jurisprudencia y aprestigiar la administración de justicia.

Y la Corte Suprema de Justicia lo escogió para integrar la Comisión de la Verdad para los hechos del Palacio de Justicia, que presentó su informe a finales de 2009. Recientemente defendió a los ex senadores William Montes y Vicente Blel por el caso de la parapolítica, así como al ex gobernador de Bolívar Libardo Simancas. También sonó como uno de los abogados que supuestamente iban a defender a los representantes uribistas de la Cámara que votaron a favor el proyecto del referendo.

Con su nominación, el Presidente cedió ante la negativa de la Corte Suprema de escoger entre los miembros de la terna oficial a la que consideraba poco idónea y de bolsillo de Uribe y sacrificó a su ex secretario Jurídico y ex ministro de Defensa Camilo Ospina, que era su favorito para el puesto de Fiscal. Difícilmente podrá la Corte decir que este candidato no ofrece suficientes garantías cuando viene de su mismo seno y tiene una experiencia penal comprobada.

Aunque Ospina dijo a Caracol Radio que razones económicas motivaron su decisión porque desde que renunció en julio pasado a su puesto como Embajador de la OEA está sin puesto esperando la decisión de la Corte Suprema, lo más probable es que su renuncia fue concertada con el Presidente.

La Fiscalía tiene entre sus manos temas muy sensibles para este gobierno como la investigación contra el ex ministro Sabas Pretelt y el ministro Diego Palacio por la yidispolítica; contra Bernardo Moreno, por las chuzadas, yidispolítica y las notarías; el escándalo de las notarías; la parapolítica contra miembros de la coalición uribista y los falsos positivos. Además del escándalo del DAS que involucra a todos los ex directores de la institución nombrados por Uribe. Y precisamente por esto, el Presidente no podía darse el lujo de terminar su mandato sin un fiscal nombrado por él y que le inspirara confianza. Máxime cuando el triunfo de su sucesor, Juan Manuel Santos, no está asegurado.

Es probable que la Corte Suprema no elija al nuevo Fiscal antes de las elecciones de segunda vuelta puesto que tendrá que convocar a una audiencia pública para interrogarlo como lo ha hecho con los demás candidatos. Y luego, tendrá que ponerse de acuerdo para votar y sacar más de 16 votos. Pero también es improbable, que Santos o Antanas Mockus, en el caso de que alguno gane la Presidencia, decida pedir una renuncia protocolaria de los candidatos para cambiar la terna.

Datos de Wikipedia

Jorge Aníbal Gómez Gallego (n. en Girardota, Antioquia), es un jurista y abogado colombiano, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana, con posgrados de la Universidad de Medellín y profesor de diferentes universitarias, que ha sido magistrado y presidente de la Corte Suprema de Justicia de Colombia. Es el padre de Carlos Andrés Gómez, decano de la facultad de Derecho de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, de Bogotá.

Jorge Aníbal Gómez Gallego estudió derecho en la Universidad Pontificia Bolivariana, y se especializó en Derecho penal y Criminología en la Universidad de Medellín, donde fue profesor durante varios años.
Actividad académica

Además de ser profesor de la Universidad de Medellín, ha ejercido como profesor de posgrados en otrras universidades (como la Universidad Autónoma de Bucaramanga, la Corporación Universitaria de Ibagué, la Universidad del Rosario, la Universidad Santo Tomás, la Universidad Católica de Colombia y la Universidad Sergio Arboleda.
Actividad judicial

Durante más de 36 años sirvió Gómez Gallego a la rama judicial colombiana. Fue escribiente de u juzgado en Medellín, juez civil, juez penal (municipal de circuito y superior), juez de instrucción criminal, y magistrado de los Tribunales Superiores de Medellín (entre 1985 y 1989) y Antioquia (entre 1990 y 1996). De ambos tribunales fue su presidente.

Entre 1996 y 2004 fue magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia de Colombia, habiendo sido designado presidente de la sala a la que pertenece y también de la corporación, dignidad que ostentó en el período 2003-2004.

Hizo parte de la Comisión de la Verdad, junto con los juristas Nilson Pinilla Pinilla y José Roberto Herrera Vergara, designada para encontrar la verdad de los hechos conocidos como el holocausto del Palacio de Justicia, toma y retoma del emblemático edificio de Bogotá en 1985.