21 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Detención de Colombianos en Venezuela, una gravísima violación de los derechos humanos»

7 de abril de 2010
7 de abril de 2010

uribe

La siguiente es la declaración del Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, ofrecida este miércoles a la emisora ABC de Barranquilla, sobre los colombianos detenidos en Venezuela:

Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez: “Si ustedes me permitieran, pudiera empezar haciendo unas referencias al tema de los colombianos detenidos en Venezuela.

Yo tengo que presentar los siguientes comentarios. Excúsenme que me está llegando aquí una información adicional sobre este tema.

Colombia tiene más de cuatro millones de ciudadanos que viven en el extranjero. El Gobierno de Colombia tiene la obligación de preocuparse por ellos.

Nuestra primera preocupación: fueron muertos en Venezuela varios jóvenes colombianos. Todo lo que se dijo es que eran paramilitares. A la fecha, no conoce el Gobierno de Colombia pruebas que los vinculen al paramilitarismo o cómo fue la operación que produjo la muerte de ellos, si fue una operación legítima o si fue una violación de derechos humanos, si fue un asesinato.

Eso es muy grave. El Gobierno de Colombia tiene que requerir nuevamente a las autoridades de Venezuela y a los organismos internacionales de derechos humanos, para que se dé una explicación sobre ese tema.

Hay una persona del DAS detenida en Caracas, hace ocho meses, con unas imputaciones de espionaje que no tienen sustentación probatoria. El Gobierno de Colombia requiere saber qué es lo que hay contra esa persona.

Ahora fueron detenidos estos ocho compatriotas. Hay dos de estos compatriotas que tuvieron una vinculación con el Dispensario Militar de la ciudad de Medellín.

La señora Giraldo Gil, farmaceuta, trabajó hasta diciembre de 2004 en el Dispensario de Medellín, en la Dirección de Sanidad.

Y voy a contarle aquí… Excúsenme que aquí tengo los nombres de todos ellos, porque he estado en esto esta mañana, ya le voy a contar esto.

Y el doctor Cossio trabajó como médico general, hasta diciembre de 2002, en ese Dispensario de Sanidad en Medellín, del Ejército. Se radicó en Canadá, donde obtuvo nacionalidad canadiense.

Ellos han estado desde entonces vinculados a Venezuela, vinculados a una fábrica de helados.

El informe que tenemos es esto sobre estas personas: que estaban haciendo turismo.

La verdad es que nosotros sí requerimos que a esos ciudadanos se les respeten totalmente sus derechos humanos; que el Gobierno de Venezuela, las autoridades competentes de Venezuela, garanticen el respeto de los derechos humanos a estas personas de nacionalidad colombiana. Y de uno que tiene, además de la nacionalidad colombiana, la nacionalidad canadiense.

A mí me parece sumamente grave que a un ciudadano se le violen los derechos humanos, y que el país, el Gobierno del país del cual ese ciudadano es oriundo, guarde silencio.

Nosotros tenemos que tener una estrategia muy contundente de defensa de nuestros ciudadanos en el extranjero, para que no se les violen sus derechos.

Este es el informe que tenemos. Las otras personas detenidas no han tenido ninguna vinculación con el Ejército colombiano.

El informe que tenemos es que además de estas personas estar vinculadas a Venezuela, de estar trabajando allí, estaban adelantando actividades de turismo.

Entonces presentamos toda nuestra preocupación. Se presentará por la Cancillería ante el Gobierno de Venezuela. Y se les pedirá vigilancia a los organismos internacionales para que no se les violen los derechos humanos a estos compatriotas nuestros que están hoy detenidos en Venezuela”.

Pregunta: Señor Presidente: es igualmente preocupante las declaraciones del Ministro venezolano del Interior ante la pregunta de para quién trabajan esos detenidos, él ha indicado que su nacionalidad ya es un elemento preocupante. ¿Qué piensa usted de eso?

Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez: “Es muy grave. Eso es una violación de los derechos humanos. En Colombia a nadie se le persigue por su nacionalidad. No podemos permitir que a los colombianos en el extranjero se les persiga por su nacionalidad, por la nacionalidad de colombianos.

Si aquí aparecieran muertos unos ciudadanos, unos jóvenes venezolanos, el Gobierno colombiano, con toda la entereza democrática, habría investigado y habría entregado un informe con la mayor objetividad al Gobierno venezolano y a la comunidad internacional.

Es la hora que nosotros no hemos tenido un informe con objetividad sobre qué pasó con el asesinato de aquellos jóvenes colombianos en el Táchira.

Es la hora que no se conoce el acervo probatorio contra una persona del DAS detenida en Venezuela.

Es la hora que ahora aparece la detención de estos compatriotas, acusándolos de espionaje, y no se conocen cuáles son las razones para poderles hacer ese cargo de espionaje.

Esto se llama violación de los derechos humanos. Y el Gobierno de Colombia no puede permitir la violación de derechos humanos contra sus ciudadanos, vivan en Colombia o vivan en el extranjero.

Si aquí se le viola los derechos humanos a un ciudadano venezolano, el Gobierno colombiano será el primero en reclamar el respeto de los derechos humanos a ese ciudadano. Será el primero en informar, en dar respuesta a cualquier requerimiento del Gobierno de Venezuela que pregunte por información. Será el primero en permitir que los organismos internacionales de derechos humanos conozcan el tema, diluciden totalmente el tema.

Es muy grave, además, esa presunción de culpabilidad derivada de la nacionalidad. Esa es una gravísima violación de los derechos humanos”.

Pregunta: Señor Presidente: aparte de la nota que, vía Cancillería, se estaría enviando al vecino país, ¿de pronto existe la posibilidad de que alguna comisión de funcionarios del Gobierno Nacional pueda trasladarse a Venezuela, y de esta manera atender directamente qué es lo que está sucediendo con estos colombianos, y sobre todo para que se verifique que no se les van a violar sus derechos?

Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez: “Tiene que ponerse en marcha todo este plan de acción por parte de la Cancillería nuestra ante el Gobierno de Venezuela y ante los organismos internacionales de derechos humanos”.

Pregunta: Señor Presidente: con motivo de este nuevo incidente que se ha registrado con colombianos en Venezuela, y ante, de pronto, la posibilidad de que no se atienda esta solicitud, no se le dé la importancia por parte del Gobierno venezolano, ¿se podría pensar en que esto podría interferir en las relaciones, en un rompimiento de las relaciones nuevamente de Colombia con Venezuela?

Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez: “Colombia tiene que hacer estas reclamaciones. Colombia tiene que requerir esta información. Es un deber de todo Gobierno democrático con los ciudadanos de su país, encuéntrense donde se encuentren.

Entonces por eso Colombia requerirá esta información al Gobierno de Venezuela, a los organismos internacionales de derechos humanos. Y el Gobierno de Colombia pide total respeto a los derechos humanos de estos ciudadanos”.

Pregunta: Señor Presidente: el señor Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, el señor Maduro, ha indicado en declaraciones públicas que su Gobierno establecería negociaciones con el Gobierno que reemplace al suyo después del 7 de agosto. ¿Considera usted que esto es lo pertinente, cuando se trata de unas políticas de Estado de ambos países?

Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez: “Los derechos humanos no tienen plazo. Los derechos humanos hay que respetarlos en todo momento. Y por eso nosotros no podemos guardar silencio. Tenemos que manifestar nuestra inconformidad. Porque, a la fecha, lo único que ha habido para justificar el crimen de unos jóvenes colombianos en el Táchira, es una imputación no probada de que eran paramilitares. No ha habido un acervo probatorio para mantener detenido en Venezuela a un agente del DAS de Colombia.

Eso contrasta con la gallardía que ha tenido Colombia cuando han cruzado guardias fronterizos de Venezuela, cuando han cruzado la frontera, cómo han sido devueltos a las autoridades venezolanas, con el total respeto de los derechos humanos.

Y hoy no tiene el Gobierno de Colombia una explicación satisfactoria. No hay una explicación sobre la detención de estos ciudadanos acusados de espionaje.

Además, es muy importante lo siguiente: el Estado colombiano, el Gobierno colombiano, tiene que exigir que en la comunidad internacional no se albergue a terroristas colombianos.

Nosotros, por el cuento de tener unas relaciones diplomáticas de coctel, tranquilas y sin traumas, no podemos olvidar el derecho de los colombianos a vivir sin terrorismo.

Este Gobierno lo que ha hecho es, con toda firmeza, con toda firmeza, demandar de la comunidad internacional persecución al terrorismo; demandar de la comunidad internacional que no se albergue a los terroristas colombianos. Eso es lo que ha hecho este Gobierno.

Y aspiro a que ese derecho de los colombianos, para que su Gobierno exija a la comunidad internacional que no se albergue a los terroristas colombianos, aspiro a que ese derecho de los colombianos sea respetado por el Gobierno que me suceda; que el Gobierno que me suceda mantenga total verticalidad en exigirle a la comunidad internacional que no se albergue a terroristas colombianos.

La verdad es que uno tiene que pensar lo siguiente: no se puede, por la razón de tener unas aparentes buenas relaciones diplomáticas ceñidas a las reglas de cortesía, ignorar el derecho de un pueblo a vivir sin terrorismo.

El Gobierno de Colombia, consciente de las dificultades que esto ha generado en relaciones con algunos países, ha cumplido el deber de exigirle a la comunidad internacional no albergar los terroristas de Colombia.

Y en esto hay que tener toda la firmeza. Aspiro a que el Gobierno nuevo de Colombia no sea un Gobierno claudicante. Aspiro a que no se vuelva a la época en la cual simplemente, por palpar unas apariencias diplomáticas internacionales, el país no exigía con firmeza el respeto al derecho de los colombianos a vivir sin terrorismo”.