4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Presidente polaco murió luego de que su avión se estrellara en Rusia

10 de abril de 2010
10 de abril de 2010

El presidente polaco Lech Kaczynski, acompañado  de su esposa. Ambos fueron víctimas del accidente aéreo.

Foto: Reuters

El presidente polaco Lech Kaczynski, acompañado de su esposa. Ambos fueron víctimas del accidente aéreo.

El accidente se produjo en medio de una densa niebla después de que el piloto del avión rechazara la sugerencia de desviar el vuelo hasta Moscú o Minsk, la capital de Bielorrusia.

"El avión se incendió después del choque. Los equipos comenzaron a intentar retirar a los pasajeros desde la gravemente dañada aeronave", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia en Varsovia.

El gobernador del banco central polaco, Slawomir Skrzypek, y varios funcionarios de alto rango del Gobierno estaban entre los pasajeros del avión Tupolev Tu-154, que se estrelló cuando se acercaba al aeropuerto de Smolensk, en el oeste de Rusia.

Entre los funcionarios figuran el jefe del Ejército de Polonia, Franciszek Gagor, y el viceministro de Relaciones Exteriores, Andrzej Kremer. 

El primer ministro polaco, Donald Tusk, convocó en sesión de urgencia a su gobierno tras el accidente.

Tusk se encuentra camino de Varsovia y en comunicación constante con el presidente del Parlamento, Brolislaw Komorowski, quien de acuerdo a la Constitución polaca asumirá en funciones la Presidencia.

Kaczynski se dirigía a la localidad rusa de Katyn para rendir homenaje a los miles de oficiales polacos ejecutados en 1940 por los servicios secretos soviéticos. En el avión también iban familiares de las víctimas de esta matanza.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, fue informado de la catástrofe y envió a Smolensk al ministro de Situaciones de Emergencia, Serguei Soigu, mientras el jefe del Gobierno, Vladímir Putin, encabezará una comisión que investigará este accidente aéreo.

MOSCÚ
Efe y Reuters

 

Foto. Sergey Ponomarev AP


Komorowski explicó que, "tras la trágica muerte del presidente Lech Kaczynski" y en virtud del artículo 131 de la Constitución polaca, debe asumir la jefatura del Estado provisional hasta la celebración de nuevos comicios.

Según la legislación de Polonia, Komorowski dispone de dos semanas para designar la fecha de estas elecciones, que deberán celebrarse dentro de un período máximo de dos meses después de su anuncio.

El presidente en funciones aprovechó su intervención para llamar a la unidad nacional, e insistió en que "en estos momentos no hay izquierda ni derecha, sino que todos debemos estar juntos".

Se da la circunstancia de que el presidente del Parlamento es, además, el candidato del partido liberal Plataforma Ciudadana (PO) para las presidenciales.

La muerte de Kaczynski, al estrellarse su avión esta mañana en el aeropuerto ruso de Smolensk (Rusia), ha sacudido a Polonia, donde sus ciudadanos se concentraban frente al Palacio presidencial de Varsovia en una muestra de dolor que recordaba a la expresada tras el fallecimiento del Papa Juan Pablo II, el 2 de abril de 2005.

Kacynski, de 60 años y presidente polaco desde 2005, perdió la vida así como los restantes 95 ocupantes del Tupolev TU-154 que se estrelló cuando iba a tomar tierra en el citado aeropuerto ruso, al parecer bajo una espesa capa de niebla.

El presidente viajaba junto a su esposa, María, y una delegación de alto rango, que se dirigía a asistir a los actos en memoria de los soldados polacos asesinados, por orden de Stalin, por los servicios secretos soviéticos, en Katyn, en 1940.

El avión colisionó contra los árboles de los alrededores del aeródromo, tras lo cual se incendió.

Casi inmediatamente se dio por hecho de que no habría supervivientes, como poco después se constató.