18 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La pobre reflexión de don Alexander

27 de abril de 2010
27 de abril de 2010

Sí, lo perdió porque de lejos se ve su escasísima información, incluso en temas tan peregrinos como saber el número de representantes que tiene por ley cada departamento y entender además qué es la circunscripción nacional.

Pero más allá de la ignorancia sobre algo que cualquier escritor debe saber  aterra como su  “indagación con mentes lúcidas” para entender por qué el Quindío está tan distante de otras regiones lo dejó en el peor de los mundos.

Es tan pobre la reflexión de don Alexander que mejor habría sido que ese tiempo tan valioso lo hubiese invertido en aprender sus primeras lecciones de escritura y pasar por la instrucción cívica para conocer los principios elementales de la constitución del estado colombiano.

Nadie en su sano criterio y más cuando se pretende ser escritor público puede criticar que en determinada región se vote por personas de otras latitudes si la constitución y la ley así lo permiten.

Cuando alguien se atreve a opinar, por lo menos debe respetar a quienes ocasionalmente se lo pueden encontrar en temas tan elementales.

Qué dirán los manizalitas cuando la senadora electa del Quindío,Amparo Arbeláez, obtuvo más de dos mil votos en su región. Y lo mismo preguntaríamos a los vallecaucanos que en el norte de su departamento hicieron lo mismo. Vaya insulsa y poquísima ilustración.

Sobre la corrupción, claro hay brotes que por fortuna van teniendo respuesta de las autoridades.Pero eso no es todo.

Cuando tilda al gobernador del Quindío que “está hasta el cuello en escándalos de corrupción” su actitud es irresponsable y llena de vesania.

Sus ilustradores no le  pudieron decir que el  mandatario quindiano fue involucrado en un hecho anónimo y después desvirtuado por un querellante. Otra falla protuberante del escritor porque no precisa y se queda en un enunciado pecaminoso sin fundamentos y falto de rigor. Pero qué se puede pedir a alguien que aduce que para escribir semejante esperpento tuvo que acudir a "mentes lucidas".

Decir que el gobernador no empieza a gobernar es tan ridículo que con sólo haber llamado a las fuentes correctas lo podrían haber ilustrado sobre “cosillas” importantes para la región como el Centro de Convenciones, la internacionalización del aeropuerto El Edén, Quindío Región Digital, modelo en el país en conectividad; recursos  cofinanciados para la cultura, atención a las vías terciarias, Centro  del Infractor al Menor, pasos importantes para la construcción del Embalse Multipropósito, recursos  para la universidad del Quindío, represados por más de veinte años; consolidación  de los programas conjuntos con el Comité de Cafeteros, Comité de Competitividad con la Cámara de Comercio y otros actores empresariales; austeridad en el gasto que ha permitido en los últimos dos años ahorros por más de cuatro mil millones de pesos encaminados a la educación y la cultura, recuperación de las zonas azotadas por la ola invernal y para no citar otras “cosillas” que podrían darle argumentos a las ‘mentes lúcidas’ .
 
Sino fuera porque han pedido reacciones a la gacetilla de don Alexander, atentatoria contra la realidad quindiana, no habría por qué ocuparse de algo tan trivial, irresponsable y desdeñoso.
 
El artículo, si así se le pudiera llamar, es un lamentable monumento a la desinformación.
 
Y si finalmente,don Alexander, conserva   las 'mentes lúcidas' como sus asesoras que le recomienden un cursito de escritura elemental y una poca de responsabilidad pública.