24 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La ciudad al garete

12 de abril de 2010
12 de abril de 2010

Que desastre ver como las famosas curadurías permiten que se construyan edificios que se tragan las calles, como el gitanesco de la Circunvalar, o permitiendo que edificaciones que en su momento esas curadurías las objetaron por inconvenientes y otras a las cuales se les permitieron unas reformas y los vivos propietarios las tumbaron e hicieron unas nuevas; y los curadores calladitos, como si nada, ellos deben comprender que esas actuaciones nos pueden causar a muchos la sospecha de coimas y torcidos remunerados.

Un Alcalde a quien no le tiembla el pulso para convertir la Plaza de Bolívar en un gran centro para lustrar calzado, llenando sus andenes de casetas y avisos publicitarios que tanto la afean.

Los avispaditos de Aguas y Aguas que invaden los predios ajenos, los destruyen atentando contra el derecho a la propiedad privada, importándoles un rábano los perjuicios que le causen a sus dueños y se quedan tan tranquilos. Y de pronto su dirigente tiene la osadía de insinuarse como aspirante a la alcaldía.

¡Qué descaro! Y ahora los arteros avaluadores designados por el municipio, para establecer el precio de los terrenos del Plumón por donde pasará el Megabús y se harán unos anillos viales, presumiblemente siguiendo instrucciones de sus mandamases, ponen unos precios ridículos, ignominiosos, tal vez buscando dejar un campo de acción para que en las reventas oficiales posteriores, los  roedores de siempre logren sacar grandes tajadas y comisiones.

No les importó a estos funcionarios despistados, que parecen no tener idea de lo que hacen, los cuarenta años de sacrificio que vivieron los dueños de esos terrenos, quienes con un estoicismo cívico para no causar un gran problema social, soportaron las perdidas del lucro cesante que los llevaron a la ruina y  ahora les hacen pistola.

Se regalan calles, las peatonales se otorgan al comercio de maricaditas, La Plaza Cívica la convierten en feria artesanal, se hacen avaluaos ventajosos etc. Sería más fácil, que el Dr. Israel se calara una boina roja y pasara diciendo, exprópiese, a todo lo que le provoque.Diario del Otún.