24 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Declaración de Santos causa malestar

21 de abril de 2010
21 de abril de 2010

Después del debate del pasado domingo en la televisión colombiana, en el que Juan Manuel Santos afirmara que se siente “orgulloso de haber defendido al pueblo de Colombia pero a través de una invasión (…) a un país hermano”, para referirse al ataque contra Raúl Reyes en territorio ecuatoriano, las reacciones no se hiciero esperar.

El mandatario venezolano aseguró que Santos es una “amenaza” para su país y otros vecinos por el antecedente de haber ordenado, junto a Uribe, el bombardeo a un campamento en territorio ecuatoriano de la guerrilla de las Farc.

El candidato presidencial por el Partido de la U, aseguró que el gobernante de Venezuela, quiere “interferir” en las elecciones por las que se designará al sucesor de Álvaro Uribe el próximo 30 de mayo.

“Creo que al pueblo colombiano no le debe gustar que el presidente Chávez interfiera en las elecciones, afirmó el ex ministro de Defensa y líder en las encuestas de intención de voto, en una entrevista con Radio Viva, de Pasto, Nariño.

Por su parte, el canciller venezolano, Ricardo Patiño, rechazó ayer las declaraciones de varios de los candidatos presidenciales de Colombia sobre que volverían a llevar a cabo un bombardeo contra las Farc en otro país, como el que el Ejército colombiano realizó en Ecuador el 1 de marzo de 2008.

Patiño se mostró sorprendido por esas declaraciones y lamentó “profundamente” que el proceso de reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países, rotas después del bombardeo, “pudiera verse afectado por declaraciones hechas por un candidato presidencial en Colombia”.

Calificó como “realmente inaceptable” que, “aprovechando un proceso electoral”, el candidato Santos, dijera que se siente “orgulloso de haber defendido al pueblo de Colombia pero a través de una invasión a un país hermano”.

“No podemos aceptar de ninguna manera, que alguien, aprovechando una campaña electoral, tal vez con objetivos fundamentalmente electorales, se atreva prácticamente a hacer una velada amenaza al pueblo ecuatoriano”, subrayó enfáticamente Patiño.

“Nos apena, nos lastima, nos duele, nos decepciona”, agregó.

Por otra parte, explicó que junto al canciller colombiano, Jaime Bermúdez, se acordó no tratar públicamente los temas que se analizan para propiciar un acercamiento diplomático entre ambos países, hasta que finalice el proceso electoral colombiano con el fin de no influir en su desarrollo.

El gobierno venezolano congeló las relaciones con Colombia en 2009 por un acuerdo firmado el año pasado con Washington que permite a militares estadounidenses instalar en Colombia bases norteamericanas. AP y EFE