24 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Día Internacional del Niño

23 de abril de 2010

Muchas veces desde muy temprana edad empiezan a ver la desgracia de su existencia, o peor, cuando con alevosía y premeditación son asesinados en el vientre de su madre, de común acuerdo con su esposo o compañero de aventuras. Pero, lo más triste y vergonzoso, es saber que en Colombia existe el comercio del niño, aún antes de nacer, como una vulgar mercancía.

Hoy 24 de abril en su día, es preciso señalar doce aspectos fundamentales que se presentan con frecuencia en Colombia, como violatorios de los derechos del niño y que desde luego no deben ser soluciones de gobierno, tampoco programas intermedios mientras pasan los huracanes cuando ocurre un escándalo por asesinato, abandono, violación y maltrato infantil; sino, una política de Estado, constante y permanente:

1º- Comercialización de bebes y niños: ya vimos en el programa: Siete días a la Semana, cómo esta práctica es muy común en nuestro medio.

2º- Los niños y niñas, secuestrados: por los grupos guerrilleros y paramilitares, muchas veces arrebatándolos de sus hogares, o son negociados por sus propios progenitores, hermanos o familiares cercanos.

3º- Los niños y niñas, hijos de la guerra: nacidos en medio de las balas en las selvas, hijos de padres guerrilleros y paramilitares, que luego son abandonados a su suerte y actualmente se encuentran padeciendo el peor calvario, sin alcanzar a comprender cual es la causa de su desgracia.

4º- Los niños alquilados por sus progenitores: para trabajos forzados, o para que sirvan de estafeta a la guerrilla, paramilitarismo o delincuencia común organizada.

5º- Los niños y niñas alquilados a mendigos o pordioseros: para disfrazarlos de hijos de padres discapacitados o desplazados.

6º- Los niños y niñas de la pederastia: es uno de los capítulos más vergonzosos, porque, últimamente aparecen involucradas altas jerarquías eclesiásticas; pero, también, es campo abonado para educadores.  Lamentablemente muchos hogares son el epicentro de estos crímenes, puesto que, con la complacencia de sus progenitores los obligan a prostituirse para derivar un congruo sustento. No olvidemos que en este campo existen varias empresas promotoras de turismo sexual con menores, que, a través del programa Siete Días a la Semana, han sido divulgados, colocando como epicentro las ciudades de Cartagena, Bogotá y Medellín, como centros internacionales de prostitución infantil.

7º- Los Niños y niñas Violados: es otro amplio capítulo que dolorosamente hay que decirlo, buena parte se vive en el seno de los hogares, donde con frecuencia son los padres, tíos y hermanos los violadores; cuando no es que los negocian con los degenerados del barrio.

 8º- Los niños y niñas, sometidos a trabajos forzados, prácticamente esclavizados, donde tienen que cumplir duras faenas que no están acorde con su edad, viviendo en condiciones infrahumanas, mal dormidos y mal alimentados, sin ninguna protección social, y cuyo mísero salario es cobrado por sus progenitores, tíos o hermanos mayores.

9º- Los niños y niñas, utilizados para expender droga, servir de distribuidores en menor escala, en colegios y universidades.

10º- Los niños y niñas de la calle: cuando los adolescentes tienen que huir de sus hogares, porque son sometidos a constantes palizas por sus padres, hermanos mayores y tíos, al no cumplir con las tareas impuestas, porque están fuera del alcance de sus capacidades físicas.

11º-Los niños y niñas: sin escuela, porque sus progenitores no se lo permiten, para que se dediquen a la delincuencia rentable, colocándoles una cuota diaria, so pena de recibir tremendos castigos si no la cumplen.

12º- No olvidemos que en los últimos años, hemos tenido casos de masacres infantiles, que nos han estremecido y que por su crueldad y frialdad le han dado la vuelta al mundo.

13º- Podríamos agregar finalmente que desde hace varios años han aparecido en las principales ciudades un fenómeno muy inquietante, y es el de los niños de los semáforos: esta es una problemática que no requiere mayor esfuerzo para interpretarla y se puede deducir que son niños explotados por sus mayores, o alquilados por vagabundos y degenerados.

Por consiguiente, se requiere de toda una política integral de Estado, para proteger a nuestros niños de los asesinatos, maltratos, abusos, violaciones y explotación, por parte de sus padres y mayores. Hay que prodigarles un desarrollo adecuado, pero eso sí, sin escaramuzas politiqueras, porque en ellos, sin lugar a dudas está reflejado el porvenir de nuestra sociedad. Si no queremos sembrar delincuencia hacia el futuro, levantemos bien a nuestros niños, protejámoslos de todas las iniquidades sociales a que están expuestos. Lamentablemente en todos los estratos sociales se cometen injusticias y crímenes atroces contra nuestros niños    

[email protected]

[email protected]telmex.net.co