3 de febrero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Me pica la lengua

2 de febrero de 2010
2 de febrero de 2010

Vuelve y juega  el corre y corre, el acelere, la falta de respeto y consideración, el orden al cierre de la llamada Ley de Garantías que entró a operar desde finales del mes de enero y la cual se extiende hasta junio cuando concluya el periodo de elecciones presidenciales.
No hay derecho para que la historia se repita, y  como siempre los recursos o las adiciones presupuestales sean fijadas a última hora para establecer la contratación en todos los órdenes, cuando con antelación se sabía que la ley entraría en pleno furor concluyendo enero.
El caos y la grosería de algunos funcionarios del departamento, no todos, se ratificó ante la avalancha de ciudadanos que cargados de documentos llegamos el viernes o sábado a legalizar la contratación, pues ante la indecisión oficial solo se informó a los beneficiados con un día de anticipación, desconociendo que en muchos despachos exigían el pago de pensión y salud del mes de enero cuando los contratos empiezan a operar en febrero, póliza de seguros, cuando nunca antes había sido solicitada, hablo de periodistas y locutores.
Hubo una gran cantidad de ciudadanos que no  cumplieron su meta de asegurar su contratico pues no contaban con los dineros suficientes para concluir los trámites correspondientes. Si había para pagar la pensión o salud no había para las pólizas de cumplimiento. Además de la altanería de algunos funcionarios que ante esta situación solo respondían despectivamente “eso no es culpa mía”.
Por qué los funcionarios encargados de la contratación no informaron con tiempo para que cada persona recolectara por lo menos en el transcurso de la semana toda su papelería? Personalmente escuché el miércoles  que no era necesario el pago de pensión ni salud de enero y no informaron sobre las pólizas de cumplimiento, hecho que finalmente vinimos a conocer tarde.
Nos imaginamos si eso fue en Armenia, cómo seria el despelote en Bogotá, Cali, Medellín u otras plazas de Colombia.
La pasión la vivimos todos sin excepción, muchos de los cuales solo recibieron un contratico de $ 500.000 mensuales, por tres meses para pagar salud, pensión y póliza de cumplimiento. Qué le podrá quedar?
Desde esta columna pido respeto y consideración y que la próxima vez informen con antelación y no sobre la marcha, claro que eso ya se hizo costumbre cada vez que llega la Ley de Garantías.

La encrucijada del Diputado

Jamás de los jamases el diputado Gustavo Hernández supuso que con menos de 24 horas de orientar una rueda de prensa donde exigió alcalde ah doc para la ciudad de Armenia, mientras pasa el periodo de elecciones, tendría el fuerte contraste sobre el brusco  reingreso del hijo de la alcaldesa Juan Camilo Londoño a Cambio Radical, después de la suspensión por parte del Concejo Nacional Electoral de la Personería Jurídica de ADN.
Mientras Hernández hablaba a nombre de su partido, de la urgente necesidad de brindar garantías al debate electoral partiendo desde la administración municipal, evitando preferencias, repartición de dádivas que podrían beneficiar al hijo candidato en sus aspiraciones, a su espalda se cocinaba el reingreso de Londoño Arango y toda su corte al partido que dejó tirado meses atrás cuando abandonó a Vargas Lleras para refugiarse en la U en donde no le fue concedido el respectivo aval.
Hoy qué dirá el  valiente diputado que ayer cuestionó públicamente la administración de Ana Maria Arango, solicitó alcalde ah doc, pidió garantías para los grupos partidistas y ahora se encuentra con semejante noticia sobre el retorno del hijo de su eterno jefe Mario Londoño Arcila.
Al diputado Hernández le quedan varias alternativas, veamos:
•    Seguir sus denuncias y mantenerse firme en su honesta posición de reclamar alcalde ah doc para Armenia, al fin de cuentas el hijo de la alcaldesa ya tiene aval nuevamente por Cambio Radical.
•    Quedarse callado y aguantar.
•    Reacomodarse a su partido y respetar los delineamientos nacionales de Vargas Lleras.
Nuestro amigo se encuentra en una verdadera encrucijada, pues ante la comunidad en general deberá seguir sus denuncias y sanos cuestionamientos. Lo hará realmente?
Quedarse callado y cohonestar con sus propias denuncias?
O respetar la decisión de Vargas Lleras sometiéndose al escarnio, cuando fue él precisamente él como jefe de Cambio Radical, quien exigió alcalde ah doc para Armenia, cuando Juan Camilo se encontraba en ADN. Entonces la pregunta que salta es. ¿En ADN había que pedir garantías electorales para el municipio de Armenia pues la mamá es alcaldesa y su hijo delfín candidato al senado y en Cambio Radical su grupo político, la mamá sigue siendo alcalde y su hijo delfín candidato al Senado? Doctor Hernández, una verdadera encrucijada.

No entiendo

No entiendo la posición de mi gran amigo Libardo Taborda Castro. Hasta donde sabemos su campaña política y su aval en el Partido de la U lo aseguró gracias a la lealtad del codirector de esa colectividad senador quindiano Ricardo Arias Mora, quien se mostró firme en su indeclinable propósito de otorgarle el aval, desde hace varios meses se sabía que Mora Arias contaba con Taborda Castro como su cuota en este debate electoral a la Cámara de Representantes.Libardo Taborda
Pero se hace extraño que en las dos últimas semanas aparezcan vallas, afiches, publicidad, escrita y fotos acompañando a Plinio Olano de Boyacá y otro candidato del mismo partido.
No entiendo, al fin de cuentas soy neófito en estas cuestiones. Será que el gran amigo Taborda Castro no está de frente, mejor de  lleno con la campaña de Arias Mora?  Entonces su corazón y sus preferencias están con Arias Mora o Plinio Olano?
Lo cierto del caso es que el empresario del transporte e ingeniero Taborda Castro, trabaja sin descanso en procura de conseguir la mayor votación de la U en el Quindío a la Cámara de Representantes. Con el refuerzo que recibió de parte del grupo de Plinio Olano, las cosas se complican para Gildardo Ceballos y Faber Giraldo. Taborda subió sus acciones. Lo que nos preocupa es sí verdaderamente acompaña al senador del Quindío y codirector nacional de la U Ricardo Arias Mora o por el contrario al boyaco Plinio Olano…

Los escándalos del mandatario de Caldas

Mario Aristizábal Muñoz gobernador de Caldas no sale de un escándalo para meterse en otro. Ahora el ex gerente de InfiCaldas Luis Bernardo Ocampo denuncia serias irregularidades en materia de contratación exigidas por el gobernador y con las cuales no compartió, razón que motivo su renuncia al cargo.
Los dos años de administración departamental han sido tensos para Aristizábal Muñoz, que comenzó su gestión con una millonaria inversión de maquinaria para el departamento, lo que originó los primeros cuestionamientos, posteriormente se embarcó en aprobar la concesión del chance con una millonaria suma, donde se habló de preferencias pLibardo Tabordaresupuestales para sanear sus maltrechas finanzas personales, después nombró a su amigo Carlos Arturo Fehó Moncada como gerente de la Industria Licorera de Caldas quien terminó envuelto en un pleito jurídico que lo condujo a un proceso siendo recluido en la Cárcel La Blanca de Manizales por varios meses, pleito de contratación que aun enfrenta. Aristizábal Muñoz sostiene en el cargo al gerente. Días después se desató el escándalo por el embargo de un juzgado local sobre su sueldo, prestaciones y bonificaciones que devenga como gobernador por una suma superior a los cuatro mil millones de pesos y ahora surge esta otra perla de grandes proporciones que lo mantiene en el ojo del huracán.
Definitivamente al hijo del cafetero Mario Aristizábal, no le va también como gobernante de los caldenses. Mario llegó gracias a la coalición Yepes-Barco, los abandonó en los inicios de su gestión  y su soberbia no lo deja mirar más allá de sus narices. Definitivamente lo que mal comienza mal termina.

Suben acciones

Para Juan Camilo Londoño y Atilano Giraldo ahora refugiados de nuevo en Cambio Radical.
Y aunque a primera vista el jefe general de esa colectividad no tuvo ninguna vergüenza para acoger nuevamente a los dos quindianos después de la “botada” que sufrió cuando Londoño y Giraldo se pegaron de la U, dejando abandonado el barco de su movimiento en el departamento, la imprevisible determinación hace que el delfín sume de nuevo y con él el ingeniero Atilano Giraldo. El regreso a Cambio Radical nadie lo tenía previsto, pero una jugada ^ maestra^ del niño de la alcaldesa lo llevó de regreso a casa, al grupo político que lideró su padre Mario Londoño.
El jaque lo dio precisamente 24 horas después de conocerse la noticia sobre la suspensión de ADN, Londoño Arango  viajó de inmediato a Bogotá, se reunió con Vargas Lleras y el golpe de opinión lo selló en un abrir y cerrar de ojos. Londoño regresó con su corte a Cambio Radical. Hoy el panorama político con la presencia del candidato quindiano al Senado de la República en esa organización, cambia, tenga la seguridad que sí.
No solo se fortalece Cambio Radical, sino que se fortalece Juan Camilo y la lista a la Cámara que encabeza el ingeniero Atilano Giraldo. Hoy otros aires se respiran en la casa de Londoño Arango, el vacío por haber abandonado la casa política de su padre se recupera, y la tranquilidad vuelve a los corazones, se los puedo asegurar.
Mientras Juan Camilo y Atilano suben las acciones, el director de Cambio Radical en el Quindío Gustavo Hernández, baila en la cuerda floja después de denunciar y exigir alcalde ah doc para Armenia. Hernández no quiso acompañar a Londoño Arango cuando este dejó Cambio Radical para anidar en la U, se convirtió en enemigo político y no sabemos si de afectos, hoy los giros que da la vida lo ponen de nuevo al lado del hijo de la alcaldesa y sin saber si sigue adelante con sus denuncias o cambia de opinión. Será qué hace lo primero o da la “volteadita” para acomodarse otra vez? Solo él, el caballero Gustavo Hernández tendrá la palabra y esa palabra la esperamos todos absolutamente todos los quindianos esta misma semana.

Reitero la invitación para que nos visiten en nuestro portal de noticias www.noti20quindio.com hasta la próxima.