28 de enero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

En cuerpo ajeno

17 de enero de 2010

Fue una posición franca como suele tener en sus debates, que respeto así no comparta siempre sus planteamientos. En eso consiste la democracia: en el respeto por el otro, más aún con las minoría en la oposición, como es el Partido Liberal hoy: deslucido, dividido y sin brújula ideológica.
Sus declaraciones oportunas reviven la discusión ética sobre las campañas políticas en cuerpo ajeno, de cara a las elecciones de marzo y nos alerta para cuidar el voto ante la estrategia maquiavélica de muchos políticos condenados por diversos delitos (paramilitarismo, corrupción, etc.) que, al no poder aspirar a cargos de elección popular mientras pagan la pena, endosan sus votos a un familiar cercano (esposa, hijos, etc.) para perpetuarse en el poder.
El debate tiene dos aristas: la penal y la política. En la penal, las responsabilidades son individuales y la justicia no puede endosar la “complicidad genética” a los familiares de un delincuente (así titulé otra columna con este mismo debate en sep. /08); por lo tanto la aspiración electoral del familiar es legal.
En la ética política es distinto; el endoso de votos revela la existencia de una maquinaria electoral tan bien montada que puede prescindir del cuerpo presente del condenado, y ser reemplazado por un familiar sin trayectoria política ni conocimiento de los problemas de su región, lo cual agrede la democracia.
La senadora López citó el caso de Arleth Casado, esposa del ex senador Juan Manuel López Cabrales, condenado en nov. /08 por la Corte Suprema de Justicia a 6 años y 2 meses de prisión por vínculos con paramilitares. La señora Casado sin duda alcanzará la curul en el Senado, dada la maquinaria electorera impresionante del ex senador, ahora presidario (uno de los senadores más votados del país).
Esta historia no es exclusiva del Partido Liberal cordobés; se repite en los demás partidos gobiernistas y de oposición, en toda Colombia. Con el sello característico de su franqueza, la senadora López denunció los avales del Partido Liberal a personajes como Ferney Tapasco en Manizales y Octavio Carmona en Pereira; esté último condenado por la Corte Suprema a 12 años de prisión por concierto para delinquir y contratación indebida, siendo vicepresidente de la Cámara.
La entrevista no alcanzó a tocar la política de Bolívar, pero seguramente ella nos habría refrescado la memoria con el caso de la acuciosa y competente Senadora Piedad Zuccardi, heredera de los intereses políticos de su esposo, Juan José García Romero, condenado a prisión (domiciliaria) de 3 años y 6 meses por la Corte Suprema el 1º de mar. /07 por apropiarse de 110 millones de pesos de auxilios parlamentarios entre 1989 y 1991. Mientras tanto, su cuñado, Álvaro García, está detenido por el escándalo de la “parapolítica”.
Gracias, Senadora Cecilia: ¡Todos entendimos y acataremos su mensaje oportuno! El Unversal, Cartagena.

*Ing. Civil y MBA, Directivo Empresarial