14 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desde hoy rige desarme nacional

7 de diciembre de 2009
7 de diciembre de 2009

Las autoridades procederán a decomisar las armas que encuentren en poder los civiles en desarrollo de este mandato qeu también se extenderá a los departamentos del Eje Cafetero.

La medida

Por Leonor De la Cruz
El Heraldo

La campaña nacional ‘Yo acepto vivir sin armas’ será presentada hoy, a las 10 de la mañana, en el parque Tercer Milenio, en Bogotá, con presencia de los comandantes de las Fuerzas Militares, General Freddy Padilla; de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo; el ministro del Interior, Fabio Valencia; el gobernador de Cundinamarca, Andrés González; el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno y el Gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, quien lidera la campaña.

El lanzamiento se realizará en forma simultánea en todo el país.

Se exceptúa de la restricción a los miembros de la Fuerza Pública, los oficiales profesionales de la reserva activa, los organismos de seguridad del Estado, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario –Inpec–, Fiscalía, Procuraduría, Contraloría y a los departamentos de seguridad del sector empresarial u oficial de las compañías y cooperativas de seguridad privada, siempre y cuando estén cumpliendo con labores relacionadas con su servicio.

Igualmente, quedan excluidos de la restricción los miembros del cuerpo diplomático y consular, reconocidos y acreditados ante el Estado colombiano, los coleccionistas y los socios de clubes de tiro afiliados ala Federación Nacional de Tiro y Caza Deportiva, siempre y cuando se encuentren participando en algún campeonato.

Las autoridades procederán a la incautación de las armas cuando adviertan violación de la resolución expedida por la II Brigada del Ejército.

El secretario del Interior, Alfredo Palencia, manifestó que esperan que la gente independientemente del Decreto asuma una conducta voluntaria de ir acabando con ese paradigma de que el arma es sinónimo de seguridad y que a futuro exista una sociedad desarmada, exigente de la convivencia y de que es el Estado el que debe brindar la seguridad y portar las armas.