5 de julio de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia denunciará ante la ONU y la OEA voladura de puentes fronterizos

19 de noviembre de 2009
19 de noviembre de 2009

Este hecho constituye un acto unilateral y agresivo contra la población civil y las comunidades de frontera, y no consulta el proceder a través de los mecanismos diplomáticos, expresó un comunicado de la Casa de Nariño.

El general de División Eusebio Aguero, comandante de la Segunda División de Infantería de Venezuela, confirmó en una rueda de prensa la voladura de dos vías de comunicación entre Venezuela y Colombia.

Aguero se refirió a ambas estructuras como pasos peatonales -no como puentes- que no figuran en los acuerdos internacionales, a través de los cuales, afirmó, fluye el narcotráfico, los paramilitares y el contrabando de gasolina. El comandante aseguró que era una decisión soberana del estado venezolano y no descartó la voladura de otras construcciones similares.

En horas del mediodía Colombia denunció que oficiales del Ejército venezolano habian volado dos puentes que unen al municipio Rafael Urdaneta, en el estado Táchira, y la poblacion de Ragonvalia, en el departamento del Norte de Santander.

La embajada de Colombia en Caracas no hará ningún pronunciamiento, según confirmaron a la revista Poder fuentes diplomáticas. Cualquier reclamo, dijeron, se tramitará a través de la cancillería colombiana con los organismos multilaterales. Bogotá ha preferido no revolver aún más las aguas.

El gobierno de Venezuela, en cambio, ha optado por avivar la polémica tras reconocer la voladura de los dos puentes rudimentarios. "La denuncia internacional que prepara Colombia contra Venezuela es una provocación y una manipulación de sus autoridades", aseguró el vicepresidente Ramón Carrizales, quien además criticó nuevamente el acuerdo militar del país vecino con Estados Unidos.

La noticia en El País, de madrid

Colombia acusa a Venezuela de destruir dos puentes en la frontera

Colombia ha acusado este jueves al Ejército de Venezuela de destruir dos pequeños puentes artesanales en la frontera entre ambos países y ha anunciado, a través de la vicecanciller Clemencia Forero, que denunciará el ataque ante la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA). Este último episodio añade más tensión a las relaciones entre ambos países, muy deterioradas tras la firma, a finales de octubre, del acuerdo militar por el que se facilita a los estadounidenses el acceso a siete bases colombianas.

Los puentes destruidos comunicaban la zona rural de Ragonvalia, en el departamento colombiano de Santander, con la población venezolana de Las Delicias, a través del río Táchira El sabotaje llevado a cabo por soldados venezolanos "representa una violación a la ley internacional, a la ley humanitaria, es una agresión contra los civiles", ha denunciado el ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva.

"Uniformados que llegaron en camionetas del lado venezolano, aparentemente del Ejército de Venezuela, ubicaron dos puentes peatonales comunitarios que unen a las comunidades de ambos lados (…) y procedieron a dinamitarlos del lado venezolano para afectar la vida normal de la población civil", ha explicado Silva.

El general Eusebio Aguero, jefe militar de la región venezolana de Tachira, fue quien ordenó a sus soldados derribar los puentes con explosivos. Este responsable ha explicado que las pasarelas no estaban permitidas y estaban siendo empleadas para llevar a cabo actividades ilegales. "Se trata de dos puentes usados por paramilitares para traficar con drogas", ha dicho. "No están amparados por ningún tratado internacional", ha añadido.

El alcalde de Ragonvalia, Elmer Gamboa, ha relatado a varias radios locales que las puentes son tipo "hamaca" o artesanales, para el paso exclusivo de personas y no de vehículos.

Al parecer, las autoridades de Ragonvalia tienen en su poder un vídeo que muestra la voladura de la infraestructura por uniformados venezolanos. Un tercer puente, según corresponsales de varias emisoras locales, habría sido destruido también en el vecino municipio de Herrán.

Insultos de Chávez

El presidente venezolano Hugo Chávez, enemigo declarado de Estados Unidos, ha enviado en las últimas fechas más tropas a la frontera y ha recomendado a sus mandos militares que "se preparen para la guerra", declaraciones que causaron un profundo malestar en Colombia.

Chávez llamó anoche "desgraciado" a su colega colombiano, Álvaro Uribe, y al canciller de este país, Jaime Bermúdez, después de unas críticas de este último a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) por su silencio ante el discurso belicista de Caracas.

Uribe se negó a responder este jueves a los "agravios" de Chávez, mientras que la Unión Europea (UE) pidió a ambos Gobiernos que eviten acciones que agraven la tensión bilateral y, en su lugar, emprendan medidas para promover el diálogo y la confianza mutua.