18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un debate sobre la crisis del periodismo en el Quindío, propone el escritor Gustavo Páez Escobar

7 de octubre de 2009
7 de octubre de 2009

Apreciado Jorge Eliécer:

Me agrada recibir tu mensaje relacionado con la crítica formulada por Calle Real sobre el periodismo quindiano. Al conocer ese comentario por correo recibido de Orlando Cadavid Correa y Evelio Giraldo Ospina, directores de Eje 21, periódico del cual soy columnista, expresé a estos amigos mi honda inquietud por los comentarios que formula Calle Real.

Te envié copia de mi comunicación, como figura sobresaliente de la actividad periodística en el Quindío, lo mismo que a otras dos personas de gran relevancia en este terreno, con el propósito de debatir la grave situación que se plantea. A las mismas personas remito copia de la presente comunicación.

 No estoy calificado para juzgar hoy en día la calidad del periodismo quindiano, si bien tuve que referirme en mi correo al protuberante error cometido por un corresponsal de Eje 21, radicado en Armenia, que no supo escribir el nombre del actual gobernador del Quindío. Y   evoqué viejas y gloriosas figuras del periodismo regional (todas desaparecidas) con quienes  compartí ese ejercicio, como Euclides Jaramillo Arango, Humberto Jaramillo Ángel, Bernardo Ramírez Granada, para citar sólo tres casos.

 Refutas de manera vehemente las afirmaciones de Calle Real, y yo, por supuesto, doy mérito a tus palabras. Tu opinión es muy valiosa dado el exitoso itinerario que has cumplido en este campo, primero como director regional de RCN por largos años, y ahora como director de La Crónica del Quindío, posiciones desde las cuales has desarrollado una vigilante tarea crítica sobre la moral pública y has enaltecido la belleza y las bondades de la tierra quindiana.

La distancia física, que no espiritual, de tu precioso departamento –que también considero mío– me impide hoy una mayor percepción sobre los hechos regionales, pero nunca he perdido el calor, el afecto y la hospitalidad de la comarca. He sido gran pregonero, bien lo sabes, de las excelencias de tu tierra y de tu gente. En cuanto al periodismo, nada me será más grato que recibir de ahora en adelante las mejores noticias sobre los progresos del gremio.

Un abrazo,

Gustavo Páez Escobar

Apreciado Gustavo:

Leo en tu mensaje a Orlando y Evelio -que no a mí- una enorme preocupación por la "decadencia del periodismo quindiano". Es la misma que se nota en el país. Otra cosa es que aquí satíricos y felones se asocien desde la calle real y/o de cualquier calle, para hacer que del Quindío trascienda más lo malo que lo bueno que aún abunda, a pesar de tanto ladrón. Hay guardianes en la heredad, no lo dudes. No es esta ni la primera, ni la última ni la única vez, que desde el anonimato se atenta contra el buen nombre del Quindío.

Hay que venir para ver y comprobar que si bien ya no están los de otros tiempos, la tierra sigue siendo cordial, hospitalaria, pero además habitada por gente que cree en el presente y futuro de la ciudad. Desafortunadamente, apreciado Gustavo, hay una cosa que también abunda aquí como tantas veces lo dijo Ancízar: la felonía.

Cordial saludo,

Jorge Eliécer Orozco D-

Director La Crónica del Quindío.