24 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Qué hubo del embalse?

15 de septiembre de 2009
15 de septiembre de 2009

Han transcurrido cuatro meses y del ambicioso proyecto, Embalse Multipropósito del Quindío, nada, nadita de nada. Pareciera como si en vez de haberse anunciado ese día la voluntad del gobierno en el sentido de construirlo, se le hubiera dado entierro de segunda a su propia iniciativa. No les ha conmovido siquiera, el estado del río Quindío. El verano de unas pocas semanas lo tiene seco y vamos a ver muy seguramente en breves días problemas delicados, sequía para esa parte de la población del Quindío que toma agua y que vive gracias a la existencia de este afluente hídrico regional. Miren el río, observen las condiciones en que está a raíz del verano y se darán cuenta y entenderán que no hay porqué creer en que vayamos a tener agua hasta el 2025 sin problemas. El río Quindío está seco y se evidencia una vez más la necesidad del embalse multipropósito, no solo como negocio, sino porque nos va a faltar agua en el momento menos pensado.

Tan despistado está el gobierno nacional que durante el foro de los alcaldes que se cumplió en Bogotá en la Casa de Nariño promovido hace algunas semanas por el senador quindiana Ricardo Arias Mora, el ministro del Transporte Andrés Uriel Gallego repitió su propuesta de hace un poco de tiempo, la de invertir la plata que le pagaron al gobierno nacional por la venta de sus acciones en la Edeq, en obras viales para la región. O no sabía nada acerca del compromiso del presidente de la República con el Quindío o se le había olvidado. Cualquiera de las dos cosas es mala para el departamento, porque en todo caso quedó demostrado que el gobierno nacional es más lo que le ha prometido al Quindío que lo que realmente ha hecho por él. El proyecto del embalse multipropósito debiera ser lo mas serio entre las muchas promesas del gobierno. No puede ser que cuatro meses después de la reunión del 21 de mayo, no se tenga nada, absolutamente nada sobre el proyecto, mientras que el gobierno nacional atesora casi 40 mil millones de pesos en sus arcas, dando lugar a que el día menos pensado, cualquier problema nacional sea resuelto con una plata que se ha dicho le pertenece al Quindío. Por supuesto que ese es un cuento. Si las acciones en la Edeq por las que la empresa de energía le pagó al gobierno colombiano más de 34 mil millones eran efectivamente de la nación, la plata que recibió es de la nación. No nos hagamos ilusiones. Ese dinero será de los quindianos cuando el gobierno cumpla, cuando lo haya invertido aquí como lo prometió. Ningún documento le garantiza al Quindío la propiedad de esa plata. Ese fue un anuncio verbal del presidente Uribe sin resultado alguno hasta este momento. De dónde acá que el ministro Gallego no sabe o no conoce ese compromiso del presidente; cómo así que un ministro de la importancia del señor Gallego en la cartera de Transporte, sigue pensando en la posibilidad de invertir los tantas veces mencionados 34 mil millones de pesos en vías, si el presidente empeñó su palabra en el embalse multipropósito y en la citada reunión del 21 de mayo hasta se habló de documentos Conpes y de una obra pública compromiso del Estado que no pudiera evadir nadie en el futuro.

Mucho antes, en uno de los consejos comunitarios a los que el presidente Uribe acostumbró al país, el jefe del Estado nos dijo textualmente a los quindianos, -refiriéndose a la importancia del embalse: “El agüita les da pavimento, pero el pavimento no les da agüita”. Ese mismo día priorizó el embalse; en ese consejo comprometió a la nación e instó a los quindianos a trabajar por el embalse. No hay que ser tan desmemoriados, sobre todo en compromisos de tanta importancia. Uribe es un hombre serio y el gobierno en general tiene que serlo, luego no hay derecho a la incertidumbre que vive el proyecto, a la desinformación de los ministros, a la frialdad del gobierno, cuando de lo que se esta hablando es de una obra para la vida con muchos miles de millones en juego.