16 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Jornada “Crecer Feliz” comprometió a padres de familia a erradicar castigo físico en Manizales

26 de septiembre de 2009
26 de septiembre de 2009

Con la presencia de 18 hombres en la capacitación, se inició el camino para desvirtuar que la crianza de los hijos es una tarea exclusiva de las mujeres y que ellos, a pesar de su coraza de fuerza y dureza, también están habilitados para expresar sus sentimientos y dar afecto.

Una de las capacitaciones que mayor curiosidad despertó entre los asistentes fue la de “Machos Afectivos” dictada por el pediatra manizaleño Carlos Alberto Montoya, quien explicando que la violencia, en la mayoría de casos es generada por los hombres, rompió el hielo de la sesión con una dinámica pero simbólica actividad en la que los hombres participantes se comprometieron a dar una paso atrás antes de discutir y golpear, a no gritar a su pareja y priorizar el tiempo con su familia, todo para que la violencia intrafamiliar sea una problemática del pasado.

“Estamos desarrollando desde Manizales para Colombia la propuesta de “Machos Afectivos”, a través de la cual se busca que los hombres trabajemos el estreñimiento emocional que sufrimos, suspendamos la violencia para transformarnos en hombres afectuosos, que tengamos formas diferentes de comunicarnos con las mujeres y con los niños, y así nuestros pequeños crezcan alejados de las conductas violentas”, aseguró el médico ponente.

Durante la jornada, también se dictó la conferencia “Crianza Humanizada” por el pediatra Álvaro Posada Díaz, miembro del Comité del Buen Trato, quien argumentó que cuando en la crianza no se ejerce la calidad de autor, se tiene que recurrir a mandar, dominar, intimidar, castigar, destruir y torturar, esto es, a ejercer el autoritarismo, sistema fundado en la sumisión incondicional a quien tiene la autoridad, por lo que reprime la libertad, y es una de las características determinantes de la crianza que no es humanizada”

Por su parte, el pediatra puericultor Juan Fernando Gómez Ramírez, en su ponencia “Educación para la Tolerancia”, explicó que el fundamento de la enseñanza de la tolerancia está en formar seres humanos más preparados para cohabitar en un mundo cada vez más diverso, y que cuando se permite la plena expresión de la cultura regional en un contexto de respeto, se están fomentando actitudes tolerantes que serán muy enriquecedoras para el bagaje social de los niños, niñas y adolescentes.

Al finalizar la jornada, los hombres opinaron sobre su participación en el compromiso a ser “Machos Afectivos”.

Diego Armando Ospina, Estudiante Universitario.

“La propuesta es excelente; los hombres por el hecho de abrazar, por el hecho de llorar no dejamos de ser hombres, no dejamos de ser varones y ser varones no significa ser animales, ni significa maltratar”.

 

Juan Pablo Martínez, Estudiante Universitario.

“Es una excelente propuesta, sobre todo para nuestra sociedad que todavía no ha dejado de ser machista”.

 

 

Norman Trejos, Padre de Familia.

“Nosotros los hombres tenemos que identificar esa parte humana que hemos tenido reservada, guardada posiblemente, que no hemos explorado ni expresado con nuestras familias, con nuestras esposas y con nuestros hijos”.

 

Las mujeres también opinaron sobre las pautas de crianza aprendidas en la Jornada “Crecer Feliz”.

María Orfidia García, Madre Comunitaria.
“Me pareció una jornada muy interesante porque aprendí muchas cosas y me siento capacitada para seguir trabajando con nuestros niños”.

 

Amparo del Socorro Zuluaga, Madre Comunitaria.

“Con estas capacitaciones aprendí y recordé muchas cosas como el manejo de los hijos, de los adolescentes y las buenas maneras de educarlos”.

 

Fuente: Instituto de Bienestar Familiar